04-12-2019 / 21:19 h EFE

El ruso Vladimir Morozov se convirtió en el gran protagonista de la primera jornada de los Europeos de piscina corta que arrancaron este miércoles en Glasgow, tras colgarse dos oros -50 braza y 4x50 libre- y batir un récord de Europa -50 braza- en apenas un cuarto de hora.

Morozov, que antes del inicio del campeonato aseguró que su objetivo en la ciudad escocesa era asaltar el récord del mundo de los 50 libre del francés Florent Manaudou, demostró que va por el buen camino, al establecer una nueva plusmarca continental en los 50 braza.

Y es que el nadador ruso es un auténtico “cohete” en las pruebas cortas con independencia del estilo, como dejó claro con su rotunda victoria en la final de los 50 braza, en la que se colgó el oro con un crono de 25.51 segundos.

Once centésimas menos que la anterior plusmarca continental -25.63- en posesión desde el año 2017 del italiano Fabio Scozzoli, el campeón hace dos años en Copenhague y que en la ciudad escocesa sólo pudo ser tercero.

Un récord que Vladimir Morozov apenas tuvo tiempo de festejar, ya que tuvo que volver rápidamente a la cámara de llamadas para la disputa de la final de los 4x50 libre.

Prueba en la que Morozov fue de nuevo determinante al encargarse de sellar el triunfo del cuarteto ruso, que encadenó su cuarto oro consecutivo en la distancia, tras imponerse a Polonia, plata, e Italia, bronce, con un crono de 1:22.92 minutos.

Quien no tuvo la necesidad de acercarse a sus mejores marcas fue la húngara Katinka Hosszu, que se colgó la primera de las cinco medallas de oro a las que aspira en Glasgow, tras imponerse en la final de los 400 estilos con un tiempo de 4:25.10.

Una victoria que la “dama de hierro” cimentó en una espectacular posta de braza, con la que Hosszu se distanció definitivamente de sus principales perseguidoras, su compatriota Zsuzsanna Jakabos, plata con un crono de 4:28.76, y la italiana Ilaria Cusinato, que debió conformarse finalmente con el bronce con una marca de 4:29.13 minutos.

Derrota de la que la delegación italiana se resarció con el doblete firmado por Benedetta Pilato y Martina Carraro en la final de los 50 braza.

Pilato que ya deslumbró al mundo el pasado verano al colgarse con tan sólo 14 años la medalla de plata en la prueba corta de braza en los Mundiales de piscina larga de Gwangju, cumplió con los pronósticos y se colgó su primer oro en la categoría absoluta.

Para ello la jovencísima “Benny” rebajó en nueve centésimas el récord del mundo júnior -29.41- que ella misma poseía desde hace apenas unas semanas, al imponerse este miércoles en Glasgow con un crono de 29.32 segundos.

Si la de Pilato fue su primera medalla de oro en unos Europeos de piscina corta, el polaco Radoslaw Kawecki sumó su quinto título en los 200 espalda, al imponerse con un tiempo de 1:49.26 al alemán Christian Diener, plata, y al británico Luke Greenbank, bronce.

Kawecki no desaprovechó la ausencia del ruso Kliment Kolesnikov, el hombre que le privó hace dos años del oro en Copenhague y que en esta ocasión no pudo superar las preliminares para recuperar el trono perdido en la prueba larga de espalda.

Una corona que en los 400 libre se ciñó el lituano Danas Rapsys, que lanzó un claro aviso a todos sus posibles rivales en los Juegos Olímpicos de Tokio, tras imponerse en Glasgow con un tiempo de 3:33.20, tercera mejor marca de todos los tiempos.

De hecho, el lituano llegó a amenazar por momentos el récord del mundo -3:32.35- del francés Yannick Agnel, en una prueba en la que Rapsys salió dispuesto a demostrar que hoy por hoy es el rival a batir, tras la descalificación que le privó del oro en la prueba de 200 libre en los pasados mundiales de Gwangju.

Si Rapsys amenazó la plusmarca universal de Agnel, la holandesa Kira Toussaint acarició el récord europeo de los 100 espalda en posesión de Hosszu, tras firmar el mejor tiempo en las semifinales con un crono de 55.17 segundos, 14 centésimas más que el tiempo -55.03- de la magiar.

Una marca que la holandesa intentará superar en la final, donde no estará Hosszu, que renunció a participar en Glasgow en las pruebas de espalda, quien sabe sí conocedora del peligro que suponía para ella el excepcional momento de forma de Toussaint.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD