07-12-2019 / 14:20 h EFE

Vigo, 7 Dic (EFE). El Celta de Vigo buscará este domingo confirmar su recuperación ante el Leganés, al que dejaría tocado en caso de asaltar Butarque, además de distanciarlo a diez puntos en la clasificación.

El duelo está marcado en rojo en el vestuario celeste. Encadenar su segundo triunfo consecutivo lejos de Balaídos supondría una inyección de moral para un equipo que ha mejorado desde la llegada de Óscar García Junyent, pero sigue pagando caro su falta de acierto de cara a gol.

El técnico catalán recupera al portero Rubén Blanco, titular en las trece primeras jornadas, y ahora le tocará elegir entre devolverlo al once o mantener a Sergio Álvarez, que rindió a un buen nivel las últimas jornadas.

Ese podría ser el primer retoque en el equipo celeste, pero no el último. Rafinha, con buenas sensaciones en los veinte minutos que jugó contra el Valladolid, también apunta al once. La duda está en quién será el sacrificado. Denis Suárez, que ha bajado su rendimiento, es el que tiene más opciones de arrancar en el banquillo.

El resto del equipo seguirá siendo, en principio, el mismo que inició ante el conjunto pucelano, pese a que a Óscar, que ha dejado fuera de la convocatoria al central Jorge Sáenz y al centrocampista Juan Hernández, no le gustó la puesta en escena de los suyos.

Por tanto, Pape Cheikh pondrá el músculo en el centro del campo, con Lobotka asumiendo la responsabilidad en la construcción del juego desde línea defensiva para conectar con Pione Sisto, Santi Mina y Aspas.

Posible once: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Aidoo, Araujo, Olaza; Pape Cheikh, Lobotka; Santi Mina, Rafinha, Pione Sisto; Aspas.

dmg/jcr

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD