10-12-2019 / 9:50: h EFE

La Junta de Castilla y León mantiene por tercer año consecutivo la cuantía de las ayudas ofrecidas a las empresas de transporte para cubrir las líneas consideradas deficitarias, por importe de 12,9 millones de euros, que sirven para asegurar principalmente la conexión de zonas rurales y el transporte metropolitano de Burgos, León, Salamanca, Segovia y Valladolid.

El Boletín Oficial de Castilla y León publica este martes esta convocatoria de ayudas para el transporte de viajeros por carretera, a las que pueden aspirar las empresas que operan en la Comunidad, en un sector que la Junta ve "estructurado de forma muy irregular", con predominio de la pequeña empresa y el empresario individual.

En concreto, la Junta de Castilla y León ha explicado en un comunicado que esta medida supone una "herramienta esencial en el mantenimiento del tejido empresarial y el nivel de empleo", al afectar a 110 empresas y unos 3.000 empleos directos vinculados al sector del transporte regular de uso general interurbano de Castilla y León.

En la actualidad, en Castilla y León hay 148 concesiones o contratos de titularidad de la Administración Autonómica (VACL), 77 autorizaciones administrativas especiales (AECL), 13 taxis rurales con reiteración de calendario y horario (TR) y 30 concesiones o contratos de titularidad del Estado, con tráficos autonómicos.

La situación actual de estas líneas regulares de viajeros que prestan servicios en la Comunidad presenta unos resultados de explotación negativos y en su inmensa mayoría son servicios deficitarios que atienden multitud de tráficos rurales que conectan localidades de escasa población con los principales núcleos urbanos.

Para la Junta, el carácter de servicio público de este tipo de transporte implica que el objetivo primordial sea garantizar el derecho a la movilidad de los ciudadanos, lo que motiva la convocatoria de estas ayudas.

De hecho, el índice de ocupación media en cómputo anual de este tipo de transporte no llega a cubrir los costes de explotación, ya que de un total de aproximadamente de 1.700.000 expediciones anuales, el 90 por ciento son deficitarias.

En los últimos cinco años la Junta ha destinado a este fin 62,5 millones de euros.

Tras entrada en vigor, el pasado mes de julio de la Ley 9/2018, de 20 de diciembre, de Transporte Público de Viajeros por carretera, la Junta de Castilla y León trabaja en el diseño de un nuevo modelo de movilidad cuya premisa fundamental es una modernización del servicio que permita acercar la red de transporte a las necesidades de la ciudadanía.

Este modelo, según la Junta, implicará también un nuevo régimen de financiación del transporte, vinculado a los nuevos contratos que mejore la eficiencia de los fondos públicos como garantía del mantenimiento del sistema de transporte en Castilla y León.

El transporte por carretera cubre en Castilla y León más del 90 por ciento de los desplazamientos que se producen en el transporte interior de viajeros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD