11-12-2019 / 10:00 h EFE

La Fiscalía Superior de Galicia se ha inhibido en el caso por el cierre del paritorio, a denuncia del Defensor del Paciente, y ha remitido a Ourense la investigación para que efectúe las acusaciones que considere oportunas.

La representante de la entidad, Carmen Flores, presentó el pasado 3 de diciembre una denuncia ante la Fiscalía tras la decisión del Gobierno gallego de cerrar el paritorio, trasladando a las embarazadas cien kilómetros de distancia, en lo que supone "un riesgo para su integridad".

Al día siguiente, el Fiscal Superior procedió a la incoación de las pertinentes diligencias de investigación que tenían como objeto determinar las acciones oportunas.

Según el escrito facilitado por el Defensor del Paciente, el fiscal Fernando Suanzes concluye que las denuncias por hechos delictivos ocurridos en la comunidad corresponden "como regla general" a las "fiscalías provinciales".

En este caso, indica que "no consta la existencia de personas que tengan condición de aforadas ante la Jurisdicción del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia", motivo por el cual remite estos hechos ante la Fiscalía provincial de Ourense.

El Defensor del Paciente había solicitado al Fiscal Superior de Galicia, Fernando Suanzes, su "intervención" en plenas protestas por el cierre del paritorio al entender que el cierre puede "poner en riesgo" la integridad física de las parturientas y de los bebés al tener que desplazarse distancias en algún caso superiores a los cien kilómetros.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD