11-12-2019 / 19:09 h EFE

El número de visitas en sala en las bibliotecas de Navarra alcanzó los 4,1 millones en 2018, cifra similar a la registrada en 2016 y que supuso que cada habitante acudió a una biblioteca una media de 6,4 veces, la tasa de visitas por habitante más alta del Estado.

Así lo recoge el Instituto de Estadística de Navarra en un informe sobre las bibliotecas de Navarra, donde el 80,6 % de ellas son de titularidad pública, un 14,7 % privada, el 3,1 % universitaria y el 1,6 % restante de otra titularidad.

La titularidad pública recae principalmente en la Administración local y autonómica, el 78,8 % y 20,2 % del total de bibliotecas respectivamente.

Por otro lado, el 85,2 % de las bibliotecas fueron financiadas por la Administración y el 14,8 % de forma privada. La financiación pública recayó principalmente en la Administración autonómica (50,1 %) y en los Ayuntamientos y entidades locales (30,5 %).

El número de puntos de servicio o locales que dependen de bibliotecas fue de 146 en 2018. El número medio de habitantes por punto de servicio fue de 4.405, siendo Navarra una de las comunidades con menor ratio de habitante por punto de servicio, aunque empeora respecto a 2016.

El número de visitas en sala alcanzó los 4,1 millones en 2018, cifra similar a la registrada en 2016. Esto supuso que cada habitante acudió a una biblioteca una media de 6,4 veces, la tasa de visitas por habitante más alta del Estado.

Por su parte, el número de visitas a las páginas web de las bibliotecas fueron 1,47 millones de visitas un 13,9 % más que en 2016, lo que supuso que cada habitante visitó la web de alguna biblioteca más de dos veces al año.

Por su parte, el número de usuarios inscritos se incrementó un 5 %, hasta las 318.288 personas (el 82,6 % son adultos y el 17,4 % restante son usuarios infantiles).

El 49,2 % de la población es usuaria de bibliotecas, señalan las mismas fuentes, que entre otros datos aportan además que los usuarios de bibliotecas tomaron en préstamo domiciliario 1 millón de documentos en 2018, es un 5,1 % menos que en 2016.

Por tipo de documento, el libro en papel fue el más solicitado (75,9 % del total de préstamos) seguido de los documentos audiovisuales (19,6 %) y los documentos sonoros (1,4 %), de forma que la demanda de libros registró un descenso del 2,5 % y la de documentos audiovisuales bajó un 9,7 %.

Sí destaca el incremento del préstamo de libros electrónicos, que ha pasado de 8.120 préstamos en 2016 a los 10.848 en 2018. También aumenta el préstamo de juegos electrónicos, aunque solo suponen el 0,3 % de los préstamos.

La cantidad de fondos existentes en las bibliotecas de la Comunidad Foral fue de 5,11 millones de documentos, un 2,2 % más que en 2016. Los libros representaron el 77,1 % del total de fondos y los libros electrónicos el 10,8 %.

En otro plano, el 89,9 % de las bibliotecas navarras disponía de acceso a Internet en 2018, cifra inferior a la registrada en 2016 (91,5 %), aunque el 100 % lo ofreció como servicio gratuito.

El personal de las bibliotecas estaba compuesto en 2016 por 396 personas en plantilla y por 19 colaboradores en concepto de becarios y voluntarios.

El acceso en sala a las bibliotecas fue en su mayoría libre (84,5 %), y el 32,6 % de las bibliotecas contaba en 2018 con un número de puestos de consulta que oscilaba entre los 10 y los 49.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Diciembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD