11-12-2019 / 21:49 h EFE

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha hecho este miércoles un llamamiento a la sociedad a "remover los obstáculos" para lograr que la igualdad y la libertad sean "efectivas" y ha señalado que "hablar de constitucionalismo es hablar de políticas sociales".

Marlaska ha participado en Salamanca en el acto del PSOE con motivo de la celebración del Día de la Constitución, tras mantener una reunión de carácter privado con el rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero.

Luchando por mantener vivo su discurso durante el acto a pesar de una afonía, ha mostrado su orgullo por el proyecto socialista y por la llamada que le hizo Pedro Sánchez para incorporarse a su Gobierno, al tiempo que ha ensalzado la Constitución española, donde se recogen "los valores que son fundamentales para construir a cada persona".

El ministro, que no ha hecho declaraciones a los medios de comunicación, ha comenzado su discurso ante los militantes socialistas relacionando la Constitución con la ética pública, ya que en su opinión en la Carta Magna "hay un valor esencial, que es la solidaridad".

Y esta solidaridad la ha relacionado con la Cumbre del Cambio Climático (COP25), que se está celebrando estos días en Madrid, pues "hay derechos que nacen unidos indisolublemente a unos deberes", como la solidaridad por el cambio climático que "se fundamenta en un derecho a una vida sana, a un medio ambiente sano junto a los deberes por hacerlo realidad".

Además, Grande-Marlaska ha advertido de la situación actual que se vive en España, donde "se ha generado una sensación de desconfianza hacia los poderes públicos y hacia las instituciones", algo que, según ha manifestado, "se han ganado a pulso" los partidos políticos.

Pero también ha reclamado que a los españoles los dejen "pensar por ellos mismos", ya que frenarlo "implica una mayor desconfianza hacia las instituciones".

El ministro ha citado el artículo 9.2 de la Constitución española, que establece que "corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas".

"No sólo debemos promover esta efectividad, sino que tenemos que remover los obstáculos que sean necesarios para conseguir que la libertad y la igualdad sean efectivos", ha añadido recordando también ese artículo.

Para conseguirlo, el ministro en funciones del Interior ha abogado por una "educación básica y pública" y de "calidad", como "el único ascensor social conocido".

Esa educación pública que "aporta valores a los ciudadanos" lleva a una "ética pública" que es el "mínimo que tiene que unir a la sociedad actual, un mínimo común que debe partir del desarrollo de la persona".

También ha tenido un recuerdo hacia los casos de violencia machista y ha criticado, sin citar nombres de partidos, a los que "ponen en entredicho que la violencia machista es del hombre a la mujer por el mero hecho de ser mujer".

"La realidad social es que una agresión a una mujer es consecuencia del rol que se ha imputado a la mujer, de estar en casa, en la cocina y ser dependiente", ha agregado.

Fernando Grande-Marlaska ha concluido su discurso advirtiendo de que España "se viene arriba ante las dificultades" y que "cuanto más difícil lo ponen algunos más claro tenemos que tener que hay que dar saltos hacia arriba y hacia adelante".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD