13-12-2019 / 18:01 h EFE

La titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Huesca ha requerido a los exconsellers de la Generalitat Santi Vila y Lluis Puig a depositar 216.000 y 88.000 euros de fianza por posibles responsabilidades derivadas de su negativa a cumplir con la sentencia que ordenaba la devolución de los bienes histórico- artísticos del Monasterio de Sijena (Huesca).

En su auto de apertura del juicio oral por estos hechos, la magistrada atribuye a Vila un delito por presunta desobediencia a la autoridad judicial y otro por usurpación de atribuciones judiciales, mientras que a Puig, que permanece huido de la justicia española en Bélgica por su implicación en el Procés, sólo le responsabiliza del primero de los delitos.

Los hechos enjuiciados tienen su origen en la decisión de ambos exconsejeros de no cumplir con la sentencia dictada en abril de 2015 por un juzgado de Huesca que declaraba nulas las compraventas de bienes del monasterio por la Generalitat (1983 y 1992) y por el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) y ordenaba la devolución de las piezas.

Esta negativa llevó al juzgado oscense a ordenar la entrada en el Museo de Lérida de una comisión judicial apoyada por la Guardia Civil para proceder a la incautación y traslado de las piezas reclamadas, una operación que se llevó a cabo el 11 de diciembre de 2017.

Según la fiscalía oscense, ambos consejeros incurrieron en una presunta desobediencia al negarse a devolver las piezas requeridas, pero Vila además en una usurpación de atribuciones judiciales al dictar una orden para no autorizar la salida del Museo de Lérida de los bienes que debían retornar al monasterio.

En su escrito de calificación provisional de los hechos, el ministerio público solicita sendas condenas de 11 meses de multa a razón de 18 euros diarios (5.940 euros) para los citados exconsejeros, así como el pago de los costes causados al Gobierno aragonés por el traslado.

Según el fiscal, ninguno de los acusados realizó "actividad alguna" para cumplir los reiterados requerimientos y apercibimientos hechos desde el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Huesca para que procedieran a cumplir con la sentencia.

Por su parte, el representante legal del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena solicitará el cumplimiento de una condena de 11 meses de prisión para el exconsejero de Cultura de la Generalitat Santi Vila por usurpar, presuntamente, atribuciones judiciales al firmar una orden que denegó el cumplimiento de la sentencia que ordenaba la devolución de los bienes del monasterio sijenense.

En su escrito de acusación, este abogado, Jorge Español, imputa tanto a Vila como a su sucesor, Lluis Puig, presuntos delitos de desobediencia por negarse a cumplir la sentencia y solicita para cada uno 11 meses de multa, hasta un total de 99.000 euros para el primero y 66.000 para el segundo, así como 2 años de inhabilitación.

Además, en el caso de Vila, el letrado del consistorio de Sijena considera que el exconsejero no sólo desobedeció sino que usurpó las funciones del magistrado que ordenó la devolución al firmar una orden para decidir donde debían permanecer las piezas, delito por el que pide 11 meses de prisión, una multa de 63.000 euros y la suspensión para empleo o cargo público durante dos años y nueve meses.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD