14-12-2019 / 12:39 h EFE

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a un hombre a cuatro años de prisión por abusar sexualmente de su hija de 15 años aprovechando que se encontraba en la casa de su expareja y madre de la menor y la ausencia de esta.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, lo considera responsable de un delito de abuso sexual, por el que, además de la pena de cárcel le prohíbe aproximarse a la menor a una distancia inferior a 200 metros y a comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento durante cinco años.

Asimismo, le impone la medida de libertad vigilada durante cinco años una vez cumplida la pena, así como la privación de la patria potestad; y a que indemnice a la menor en 2.000 euros por daños morales.

Se declara probado que el día 22 de marzo de 2016 aprovechando que se quedaba a dormir en el domicilio de su anterior pareja sentimental, y que ésta había salido del domicilio, se metió en la cama de la hija menor de ambos, nacida en 2001, y deslizando la mano por debajo del pijama de ella le tocó los pechos.

Como quiera que la menor se percató de estos hechos, le quitó la mano, pero poco después volvió a repetir la misma acción intentando tocarle la vagina, momento en que Ángela se levantó de la cama y se marchó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD