16-12-2019 / 19:29 h EFE

El Consejo de Administración de Ecociudad ha aprobado el presupuesto para 2020, que prevé 5,7 millones de euros en inversiones para mejorar la depuración y el saneamiento de la ciudad, un 5 % más respecto al último año, que se suman a otros 2,9 de las provisiones de la sociedad, por lo que la cuantía total será de 8,6 millones.

La vicepresidenta de la sociedad y consejera municipal de Infraestructuras, Patricia Cavero, ha explicado este lunes tras la reunión del Consejo de Administración que también se ha aprobado congelar las tasas que paga la ciudadanía.

Las actuaciones del próximo ejercicio no sólo se centrarán en nuevas inversiones sino que también se reforzarán las acciones de mantenimiento para evitar el deterioro de las instalaciones y las averías, han informado fuentes municipales en un comunicado.

Una de las prioridades será la renovación de la depuradora de La Cartuja, donde se van a invertir 3,45 millones de euros en la decantación primaria y en la línea de incineración.

Se destinarán también 2,13 millones a la depuradora de La Almozara para comenzar la reparación del digestor primario, averiado por la acumulación de toallitas, un proyecto que ya está redactado y que incluye la sustitución de la cúpula, la creación de unos accesos laterales, un sistema de desodorización para minimizar los olores y diferentes mejoras en el mantenimiento.

También se acometerán otras mejoras en la planta y se llevará a cabo el estudio de una posible ampliación para atender el crecimiento de las necesidades de depuración de las últimas décadas.

El Ayuntamiento prevé acometer además, con casi 1,3 millones de euros, obras de renovación y conservación de la red de saneamiento, para lo que se licitará en los próximos meses un nuevo contrato con un incremento económico del 50 % respecto al actual.

A ello se unen otros 1,1 millones euros para obras de mayor envergadura, como el cambio de las conducciones de alcantarillado de la acequia que atraviesa la calle de La Sagrada en Garrapinillos, que supondrá una inversión de 350.000 euros.

Obras de regulación de vertidos de aguas residuales en Camino Mejana, en Monzalbarba; la renovación del colector del Paseo Ruiseñores o la culminación del desdoblamiento del colector de saneamiento de Malpica son obra de las actuaciones previstas.

El presupuesto de Ecociudad para 2020 también contempla una partida de 700.000 euros para la adquisición de nuevos contadores y 60.000 euros para los estudios previos y la redacción del proyecto para solucionar la depuración del barrio de Peñaflor.

Está prevista también la redacción de los proyectos de mejora de bombeo y aliviadero del Paseo Echegaray-Plaza de Europa y el proyecto para la adecuación de vertidos de la carretera de Castellón (entorno escorredero de Fillas).

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2020
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD