20-12-2019 / 14:09 h EFE

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres y desmantelado una instalación con unas 1.000 plantas de marihuana -con un peso aproximado de 200 kilos- que estaba funcionando en la planta baja de una vivienda en el municipio lucense de Barreiros.

Los detenidos, según informó la Comandancia de la Guardia Civil en Lugo son un vecino de Valencia, de 46 años de edad, y otro de Ourense, de 63 años, ambos arrestados por los supuestos delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

La investigación comenzó cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento, el pasado mes de octubre, de que en una vivienda unifamiliar del municipio lucense de Barreiros se podía estar produciendo un delito de defraudación de fluido eléctrico.

Las sospechas dieron pie al inicio de una investigación policial, dado que el consumo eléctrico defraudado hacía pensar en una “instalación de gran capacidad”.

El operativo de vigilancia se centró en una vivienda en cuya planta baja había funcionando en otro momento como establecimiento de hostelería, dado que tenía superficie suficiente para un cultivo de grandes dimensiones.

Las pesquisas permitieron averiguar a los investigadores que la citada planta baja había sido objeto en verano de diversos cambios y los inquilinos habían cambiado el papel de periódico que cubría los cristales de las ventanas por una especie de tela negra.

Además, se habían ocupado de cerrar todo el perímetro de la finca para impedir la entrada en ella.

Durante las labores de vigilancia, los agentes detectaron que las horas punta de consumo eléctrico eran “cíclicas”, además de percibir un “intenso olor, característico de las plantas de cannabis”.

En el interior del finca encontraron, tras varios controles por parte de técnicos de la compañía eléctrica, una instalación subterránea de cableado que iba desde un poste de la luz hasta el interior de la vivienda, en cuyo bajo los agentes hallaron las 1.000 plantas de marihuana.

La instalación contaba con aire acondicionado, sistema de riego por bombeo y sistemas de control del calor y la humedad, así como un gran número de ventiladores y lámparas para acelerar el crecimiento de las plantas.

En el registro domiciliario, los agentes encargados de la operación intervinieron una instalación profesional supuestamente dedicada al cultivo de marihuana, para lo que utilizaban lámparas reflectoras con bombillas de 600 vatios.

También hallaron otras 136 plantas de marihuana de distintos tamaños y los restos de lo que parecía una instalación desmantelada en un anexo a la vivienda.

La operación policial continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Los dos detenidos han sido puestos a disposición judicial.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD