26-12-2019 / 13:30 h EFE

El Servicio de Cirugía Torácica del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) inició en 2015 la cirugía videoasistida y ya en 2019 el 90 % de las intervenciones anuales se realizan mediante esta técnica, cuando hasta entonces todas las intervenciones, hasta 220 al año, se practicaban con cirugía abierta.

Así lo ha señalado el Gobierno foral, que destaca que con este técnica los beneficios para el paciente son muy importantes, ya que este tipo de cirugía es mucho menos dolorosa que la cirugía abierta, se reducen los días de ingreso hospitalario (en 48 horas el paciente está en casa), hay menos probabilidades de infección de herida, menos sangrado y una mejora estética evidente.

El único inconveniente de esta cirugía es que, por su complejidad, requiere más tiempo, hasta llegar a duplicar la duración de la anterior técnica, pero en cuanto a la supervivencia, los estudios demuestran que es la misma que la que tienen los pacientes sometidos a la cirugía abierta.

Así, el jefe del Servicio de Cirugía Torácica del CHN, Juan José Guelbenzu, ha explicado que la cirugía torácica videoasistida o videotoracoscópica (VATS, Video Assisted Thoracoscopic Surgery), conlleva un acceso al tórax mínimamente invasivo, en contraposición a la clásica toracotomía, la cirugía en la que se abre el costado del paciente y se separan las costillas para acceder a la cavidad torácica.

"En cambio, con la cirugía videoasistida se realizan uno o dos pequeños orificios, el mayor no tiene más de 5 centímetros, y se trabaja a través de ellos con asistencia de cámaras de video e instrumental específico”, explica.

A través de este acceso se realiza la extirpación de partes o de la totalidad del pulmón, lesiones del mediastino (la parte del tórax que está entre el esternón y la columna vertebral, y entre los pulmones), de pared torácica, enfermedades de la pleura, tratamiento definitivo de los neumotórax, o tratamiento quirúrgico de la hipersudoración de manos y axilas.

En definitiva, afirma Guelbenzu, “casi el 90 % de la cirugía torácica es susceptible de hacerse por esta técnica”.

El jefe del Servicio de Cirugía Torácica destaca que “hasta el año 2015 no se practicó ninguna cirugía videoasistida en cáncer de pulmón, y en 2019 el 75 % de estas intervenciones se han realizado mediante esta cirugía. Además, realizamos ya el 80 % de cirugías de mediastino anterior. En definitiva, en la actualidad, el 90 % del total de las cirugías del Servicio de Cirugía Torácica se realiza mediante la cirugía videoasistida”

Guelbenzu explica que a partir de ahora se van a imprimir modelos en 3D de pared torácica, costillas, y de vasos pulmonares con lesiones en el pulmón, con el objetivo de planificar las intervenciones y también para docencia de residentes.

El Departamento de Salud adquirió en el mes de mayo una impresora 3D con tecnología FDM (modelado por deposición fundida) que se ha instalado en el Servicio de Radiología del CHN, una técnica novedosa con múltiples aplicaciones en medicina y cirugía.

Hasta el momento se han realizado una veintena de modelos, pero las solicitudes van aumentando y se espera que en poco tiempo se convierta en una técnica habitual en la práctica clínica.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD