30-12-2019 / 15:00 h EFE

El actual modelo de financiación autonómica explica "en gran medida" la "enorme" deuda pública acumulada en la Comunitat Valenciana que asciende a 46.782,6 millones de euros, según el último Informe de la Sindicatura de Comptes, hecho público este lunes.

El incremento de la deuda experimentado durante 2018 en las cuentas de la Generalitat "se ha debido principalmente a los préstamos formalizados al amparo de los mecanismos estatales de financiación autonómica", expone la Sindicatura.

Esta entidad "lleva advirtiendo desde hace tiempo sobre las negativas consecuencias para la Comunitat Valenciana de los menores ingresos que la Generalitat recibe a través del sistema de financiación autonómica".

Este sistema "presenta una serie de deficiencias que impactan de forma muy significativa en las finanzas de la Comunitat Valenciana y que se pueden sintetizar en una falta de equidad vertical y horizontal".

Respecto a la "falta de equidad vertical", se concluye que "cabe considerar que existe una inadecuada distribución de recursos financieros entre los diferentes niveles de la Administración pública, resultando damnificadas las comunidades autónomas".

Sobre la "falta de equidad horizontal", se explica que "la Comunitat Valenciana se ve también afectada negativamente por los criterios vigentes en la asignación de ingresos entre las comunidades autónomas".

"Esta falta de equidad horizontal es una de las causantes de que la Comunitat Valenciana presente una balanza fiscal negativa (pese a tener un PIB 'per cápita' inferior a la media) y también explica en gran medida su enorme deuda pública acumulada".

Asimismo, el síndic lamenta que "las habituales dificultades de las comunidades autónomas para proveer servicios públicos de calidad y en la cantidad deseada se agravan en el caso de la Comunitat por el resultado discriminatorio en el sistema de financiación autonómica".

"La universalidad e igualdad de acceso a los servicios públicos previstas en la Constitución para el conjunto de la ciudadanía se ven comprometidas cuando la asimetría en la financiación dificulta su implantación efectiva".

Aproximadamente tres cuartas partes del gasto autonómico valenciano recaen en los denominados servicios públicos fundamentales (SPF): sanidad, educación y servicios sociales (incluyendo la dependencia), según el citado informe.

"Son servicios de una alta demanda y sensibilidad social, que no dependen del ciclo económico y que en algunos aspectos se agravan durante los períodos recesivos, lo que provoca la necesidad de priorizar dichos servicios y el aumento de su importancia relativa en el presupuesto".

En consecuencia, "la acumulación de déficit en la liquidación de los presupuestos de la Generalitat ha provocado" que la valenciana sea la comunidad autónoma con la mayor ratio de deuda pública respecto a su PIB.

Esta elevada deuda pública, advierte la Sindicatura, "condicionará negativamente el desarrollo futuro de los servicios públicos valencianos, salvo que se adopten medidas de resarcimiento de la infrafinanciación autonómica padecida durante los últimos años".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD