04-01-2020 / 15:59 h EFE

Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad natal, ha conmemorado este sábado el centenario de la muerte de Benito Pérez Galdós con representaciones teatrales callejeras de algunas de sus obras y una ofrenda floral ante una estatua del dramaturgo situada ante el teatro al que da nombre.

Aunque el programa de actos diseñado por las distintas instancias culturales de las Islas para conmemorar esta efeméride comenzó a desarrollarse hace semanas y proseguirá durante todo este año, los homenajes de este sábado han congregado en torno a la figura de uno de los escritores más reconocidos de la literatura española, a distintas autoridades y a numerosos ciudadanos, que han participado en las jornadas de puertas abiertas organizadas por la Casa Museo Pérez Galdós.

La conmemoración del centenario del fallecimiento del máximo representante de la narrativa realista española comenzó en la Calle Mayor de Triana de Las Palmas de Gran Canaria con una representación teatral que repasó algunas de sus obras más importantes, como Marianela (1878), Fortunata y Jacinta (1887) y El Abuelo (1897).

Algunas líneas de Tristana (1892), ¿Dónde está mi cabeza? (1892) y Episodios Nacionales. Zaragoza (1873) también fueron representadas a lo largo de la histórica calle comercial hasta llegar al Teatro Pérez Galdós y a la estatua del dramaturgo situada frente a él, donde se llevó a cabo una ofrenda floral.

En el centenario del fallecimiento de “una figura tan grande, ilustre y brillante” como Galdós, “todos los canarios y, en general, en cualquier rincón donde se hable nuestra lengua, deben sentirse muy orgullosos”, ha dicho a Efe la directora de la Casa-Museo Pérez Galdós, Victoria Galván.

Don Benito Pérez Galdós fue “un autor canónico, el novelista más grande del siglo XIX”, ha destacado la directora de la casa, ahora convertida en museo, donde nació el reconocido escritor, situada en la calle Cano del barrio capitalino de Triana, un inmueble que también ha acogido en esta efeméride una jornada de puertas abiertas con visitas guiadas.

El novelista nacido en la capital grancanaria ha servido de inspiración a muchos autores y, a juicio de Galván, marcó “un poco la evolución de la novela hasta el momento actual”.

Desde el siglo XIX, muchos autores han reconocido “la maestría, el legado y la capacidad” de Galdós “para relatar toda una sociedad y ser capaz de ambientar esa España del siglo XIX y recrear la historia a través de sus Episodios Nacionales”, ha añadido.

Para el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, este 4 de enero “es una fecha muy importante” en la que se conmemora el centenario del fallecimiento de don Benito, a quien ha calificado como un “canario ilustre, autor universal y uno de los mejores escritores en lengua castellana de la historia”.

Galdós podría ser, a juicio del presidente canario, “el mejor que retrató a la mujer de todos los escritores que hemos tenido en nuestra lengua”, ya que las féminas tienen un protagonismo especial en toda su obra, como ocurre en Tristana (1892) y Tormento (1884), entre otras, ha referido.

A juicio del socialista, “Nadie mejor que Galdós” retrató la sociedad española del siglo XIX, ha considerado Torres.

La directora de la Casa-Museo ha recordado que el también político y cronista “se adelantó con ‘El amigo Manso’ (1882) a Unamuno en ‘Niebla’ (1914) y no se quedó solo en el realismo”, sino que “siempre intentó experimentar”.

Los actos conmemorativos continuaron en la capital grancanaria durante todo este sábado con la representación de “Los Condenados“, también en la Casa-Museo situada en el barrio de Triana, y con un concierto a cargo del guitarrista y compositor grancanario Yull Ballesteros.

Este inmueble también ha acogido de forma continuada la proyección de las imágenes del entierro del escritor, en el cementerio madrileño de La Almudena, y de las únicas que se conservan de él en movimiento.

El recorrido guiado que se ha desarrollado este sábado en la Casa-Museo Pérez Galdós ha recibido un elevado número de visitantes, tanto que las sesiones previstas cada hora han tenido que celebrarse cada media.

Este recorrido ha comenzado por el despacho de San Quintín, una habitación que se conserva casi intacta un centenar de años después.

Esta dependencia era la biblioteca personal de don Benito y en ella el autor organizaba tertulias con amigos y personajes ilustres de la época, además de que él mismo diseñó algunos de los muebles que hoy se conservan.

“Lo que no se conoce no se quiere”, ha dicho Galván a Efe, quien ha señalado que “como escritor, hay que conocer a Galdós a través de la lectura” porque “es la mejor manera de entender la dimensión del autor”, de ahí que recomiende a los lectores que, para ello, “empiecen por cualquiera de sus obras”.

Benito Pérez Galdós nació en Las Palmas de Gran Canaria el 10 de mayo de 1843, donde pasó toda su infancia y su juventud para, de forma posterior, iniciar un viaje hacia la capital española, donde pasó la mayor parte de su existencia, hasta el fin de sus días, el 4 de enero de hace cien años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2020
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD