08-01-2020 / 10:40 h EFE

Kazajistán se propone dar una mayor libertad a las voces críticas y crear condiciones para el pluralismo político, según las iniciativas presentadas por el presidente de esta nación centroasiática, Kassym-Jomart Tokáyev, para el año entrante.

"Necesitamos tener oposición parlamentaria. Me refiero a un nuevo paradigma social con opiniones y puntos de vista alternativos que hay que tener en cuenta", dijo el mandatario al explicar la necesidad de unos cambios legislativos.

Según Tokáyev, quien asumió el poder en Kazajistán en marzo pasado tras la renuncia de su antecesor Nursultán Nazarbáyev, los derechos de la oposición parlamentaria deben ser protegidos por la ley.

A la vez precisó que los cambios en la legislación electoral, en lo que se refiere a los partidos y los comicios, deben ser introducidos "paulatinamente".

Para comenzar, el mandatario kazajo propuso reducir a la mitad, es decir hasta 20.000, la cantidad de miembros de un partido para su registro oficial.

Además, Tokáyev propuso establecer cuotas de un 30 % para asegurar la representación parlamentaria de mujeres y jóvenes.

Ante las críticas a las restricciones de la libertad de reunión, el presidente de Kazajistán, país que ocupa el puesto 144 de los 167 posibles en el Índice de Democracia de The Economist, también señaló la necesidad de permitir las protestas pacíficas siempre y cuando estas se realicen con notificación previa y en lugares establecidos.

Según reconocieron en el Consejo Nacional de Confianza Pública de Kazajistán, en la actualidad hay muchos "agujeros en la legislación" que permiten prohibir las concentraciones.

"Cuando se recibe una solicitud para la organización de un mitin, se puede decir que en ese preciso lugar habrá una olimpiada escolar y rechazarla", describió el "modus operandi" de algunos funcionarios Sayasat Nurbek, miembro de ese órgano consultivo adscrito a la Presidencia kazaja.

Al mismo tiempo, Tokáyev subrayó que el permiso de organizar actos públicos tras enviar la respectiva notificación al Ayuntamiento no debe afectar a la seguridad de los ciudadanos.

"Habrá restricciones para que la manifestación no cause impedimentos para los vecinos y no ponga en peligro la vida de nadie", matizó.

Con todo, encargó al Gobierno poner manos a la obra para presentar la respectiva ley a los parlamentarios sin demoras.

Las declaraciones de Tokáyev se producen tras meses de protestas en las dos principales ciudades kazajas que comenzaron el pasado verano después de su elección como presidente del país y se saldaron con centenares de detenidos.

"Dada la situación internacional, incluidos los acontecimientos en torno a Irán, para el presidente Tokáyev en primer lugar es muy importante conservar la paz y la estabilidad en el país", comentó la iniciativa Murat Laumulin, director del centro de Estudios Europeos y Transnacionales.

Según dijo el experto a Efe, la organización de las manifestaciones a través de un aviso previo permitirá a las autoridades "comprender las razones del descontento y proteger la seguridad de las personas y sus bienes".

Por su parte, el analista Askar Nursha opinó que las iniciativas de Tokáyev hablan de la superación del miedo a la disidencia en el país centroasiático con 18 millones de habitantes.

"Por primera vez vemos como en Kazajistán se supera el pavor a los puntos de vista alternativos", dijo a Efe.

El politólogo consideró que las propuestas de Tokáyev permiten confiar en la aparición del pluralismo político en este país, "lo que sin duda es un paso hacia las reformas democráticas".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD