13-01-2020 / 11:00 h EFE

La Comunitat Valenciana registró durante 2019 el menor número de incendios forestales de los últimos 33 años, correspondiente a la serie histórica que se remonta a 1986, y bajó de las mil hectáreas quemadas, lo que se coloca como el año con mejores datos de la década en superficie afectadas por los fuegos.

Del total de las 969,38 hectáreas forestales arrasadas por el fuego en la Comunitat Valenciana en 2019, más del 86 % (841,08 hectáreas) corresponden al incendio de Beneixama (Alicante) que se originó el 15 de julio, ha informado la Generalitat en un comunicado.

Por superficie, el último año es el cuarto con menor terreno quemado de la serie 1986-2019, por detrás de las 730,35 hectáreas de 2008, las 765,10 de 1996 y las 898,20 de 1997.

Por tipología, el avance de la estadística relativa a 2019 señala que el 34,3 % de la superficie fue de terrenos arbolados y el 65,7 % restante de tierras rasas.

El director general de Prevención de Incendios, Diego Marín, ha argumentado que en materia de incendios el único número a celebrar sería que el 100 % de las causas de los incendios forestales fueran "causas naturales", es decir, rayos.

En cualquier caso, es necesario agradecer y destacar el trabajo realizado por todos los equipos de prevención, vigilancia y protección, ha añadido.

Las cifras provisionales a cierre de año suponen una caída del 73 % con respecto al año pasado y se sitúan muy lejos de las 138.404,50 hectáreas calcinadas en 1994, el año del trágico incendio de Millares, que en 2019 cumplió 25 años, o de las 58.994,16 hectáreas del 2012 marcado por el fuego en Cortes de Pallás-Dos Aguas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD