21-01-2020 / 13:12 h EFE

El 53 % de las personas dependientes en el País Vasco reciben una prestación económica para cuidados en el entorno familiar, lo que supone que la "gran asignatura pendiente" en Euskadi en este ámbito sea convertir esa ayuda en la prestación de "un servicio" que genere empleo y riqueza, en opinión del Círculo Empresarial de Atención a Personas (Ceaps).

Euskadi está entre las Comunidades Autónomas con un mayor porcentaje de dependientes que reciben una ayuda económica para cuidados en su entorno familiar en lugar de acceder a una residencia -en Navarra el porcentaje es mayor, del 73 %-, según los datos aportados en Bilbao por Aitor Pérez, socio director de Gerokon, consultora especializada en la tercera edad que ha realizado el informe "El caso de la atención a la dependencia" para Ceaps, la patronal de la dependencia.

Durante una jornada de presentación de este informe, Pérez ha expuesto la situación "un poco caótica" que existe en España en materia de dependencia, con notables diferencias entre Comunidades Autónomas y territorios.

Según el análisis, el País Vasco se encuentra en un buen nivel de prestaciones, sobre todo en cuanto al "acceso normalizado" de las personas dependientes al sistema, pero su "déficit" se encuentra en el "abuso" que se hace de las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar.

Esta opción supone, según el experto, que esas ayudas se puedan destinar al pago de un servicio doméstico "para que eche una mano" o a "una mejora de la renta familiar", y en ocasiones se pueden dar situaciones de "economía sumergida".

En su opinión, en lugar de esta opción "sería mucho mejor" fomentar la prestación de un servicio "que genera empleo, riqueza y retornos".

Según el informe, por cada millón de euros invertidos en dependencia se generam de media 37,7 empleos en España, aunque esa cifra es menor en el caso de Euskadi, entre otras causas por el mayor acceso a la prestación económica para cuidados en el entorno familiar, entre otras razones, por los precios más altos de los servicios residenciales en relación al ámbito estatal.

Asimismo, los precios de la ayuda a domicilio son mayores, "desorbitados" en Bizkaia, desde el punto de vista del usuario, según el especialista, y ello puede llevar a recurrir a alternativas como el servicio doméstico para el cuidado de dependientes, lo que va en detrimento de la cualificación de la persona que presta el servicio.

Ello, según Pérez, representa "una incongruencia" del sistema, ya que la Ley de Dependencia destaca la importancia de la formación de la persona cuidadora.

El experto también ha advertido del riesgo de "uberización" que existe en este ámbito, ya que cuando el marco normativo es restrictivo puede haber "gente que se salga" del mismo con nuevos modelos de negocio como, por ejemplo, el alquiler de habitaciones para mayores dependientes.

En la misma jornada, representantes de asociaciones de residencias han tratado sobre el decreto de centros residenciales para personas mayores aprobado por el Gobierno Vasco en julio pasado y que, según ha censurado el especialista, ha sido elaborado sin que las patronales "hayan sido oídas".

Según ha señalado, el decreto va a hacer "más difícil, por no decir imposible. que se hagan nuevas residencias en las capitales" vascas por los requerimientos que se exigen.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD