22-01-2020 / 13:13 h EFE

El extesorero de Osasuna Sancho Bandrés ha asegurado en su comparecencia en la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra que estaba al tanto de las cuentas del club, sobre todo en lo relativo a la deuda con Hacienda, pero desconocía el destino que se daba al dinero en efectivo.

En su declaración en el juicio por presunto amaño de partidos, Bandrés ha señalado que, como tesorero, conocía la situación económica general de Osasuna, pero fundamentalmente se dedicó al convenio con la Hacienda foral para el pago de la deuda de 42 millones de euros.

También en 2013 se reformularon 23 millones de euros de pasivo (12 de saldos con Hacienda, 5 de un expediente de inspección y 6 de una cuenta a cobrar con un operador de televisión y activos intangibles de derechos de traspaso de jugadores) que no estaban en las cuentas del club.

Por tanto, ha dicho, no libraba los pagos, no facturaba, no controlaba el movimiento de caja, ya que "los ingresos y los gastos no son la tesorería". Sí sabía que había un déficit de caja "importante" en el club.

Bandrés ha comentado que en el club había dinero en efectivo por la gestión de la tienda y la venta de entradas y que el mismo se entregaba al club, pero desconoce a quién.

El extesorero ha indicado que nunca se le informó de reintegros en efectivo de las cuentas del club y ha subrayado que "todos conocían cuáles eran mi función y mi carácter", así como su tendencia a la "austeridad y rigor".

Sobre el recibo falso de 900.000 euros firmado por dos agentes inmobiliarios que presuntamente se habría utilizado para cuadrar las cuentas del club y pasar la auditoría externa en junio de 2013, ha aseverado que no tuvo conocimiento de ello.

En las cuentas anuales, ha precisado, no se recogen esos importes concretos. "Ni el administrador ni el auditor revisan la totalidad de los apuntes contables", ha dicho.

Ha comentado que tampoco participó en la junta en la que se decidió primar al Betis con 400.000 euros por ganar al Valladolid y en ese sentido ha resaltado que, a su llegada al club, hizo prometer al presidente Archanco "rigor y buen gobierno" de la entidad.

De este reintegro de 400.000 euros en efectivo, ha sostenido, no le informó el presidente y, de hecho, de haberlo sabido, "era algo por lo que yo no iba a pasar".

Las actas de las juntas, ha explicado, las redactaba el gerente Ángel Vizcay.

Tras señalar que desconocía el supuesto pago a equipos rivales y amaño de partidos, ha considerado que permanecer en Primera puede ser incluso "contraproducente" para un equipo desde el punto de vista económico y ha agregado que descender a Segunda en la temporada 2013-2014 "no era un drama ni muchísimo menos".

Durante la declaración de Bandrés, el abogado de la Liga de Fútbol Profesional se ha quejado de haber oído insultos hacia su persona por parte de alguno de los acusados, por lo que la presidenta de la sala, utilizando una expresión deportiva, ha pedido a todos los intervinientes "fair play" o juego limpio.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2022
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD