26-01-2020 / 15:00 h EFE

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y líder de Cs en esta Comunidad, Francisco Igea, ha lamentado que en su partido haya "cargos designados como si de un título nobiliario se tratase", lo que en su opinión fomenta un "sistema de cadena de favores, caldo de cultivo del nepotismo y del mal funcionamiento".

Igea ha pronunciado estas palabras en una entrevista con el diario asturiano La Nueva España, a raíz de la reunión de afiliados que mantuvieron el pasado viernes sectores críticos del norte y el oeste de España.

Ha lamentado que "no parece muy coherente" que su partido trate de sofocar las críticas internas sobre el funcionamiento de Cs, cuando "hace tres semanas" pedían "a gritos a los barones del PSPOE que alguno se levantara, que hubiera disidentes", en referencia a la votación de la ajustada investidura del socialista Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Ha echado la vista atrás para concluir que la estrategia de convertir a Cs en el "partido hegemónico del centro derecha" les "salió mal" y su política de pactos autonómicos "dejó sin incentivo positivo al PSOE".

"Esta fue una de las discusiones que hubo en la Ejecutiva, donde algunos defendíamos que no se podían poner todos los huevos en la misma cesta. Debíamos mantenernos en el centro y había razones para tomar otras decisiones en algunas autonomías", ha resumido Igea, convencido de que "nadie puede decir que Lambán o Gabilondo sean peligrosos sanchistas, alocados, populistas".

Por esta razón, ha criticado que a pesar de que Cs pudo ser "el partido más útil de España frente al nacionalismo y los populismos", hubo "algunos" que "prefirieron ser de un partido importante".

En la línea de lo manifestado en las últimas semanas, Igea ve a su partido "en parada cardíaca", por lo que ha sentenciado: "O lo desfibrilamos o muere".

Preguntado por sus intenciones de cara a una posible candidatura alternativa a la de Inés Arrimadas, ha insistido en que el actual "es el momento de los militantes" y de sus enmiendas, ya que "el partido no es de la Gestora, no es de Inés, no es de Villegas ni de Igea, es de los militantes".

"Si quieren ponerme un trapo rojo para ver si entro, no voy a ir. Vamos a utilizar la cabeza para pensar, no para embestir", ha dicho sobre las palabras de dirigentes de su partido como Villegas y el portavoz de Cs en Castilla y León, Luis Fuentes, para que presente su candidatura si no está de acuerdo con lo que plantean los Estatutos.

Preguntado por si su situación en el partido tiene que ver con que denunciara el supuesto pucherazo en las primarias de Castilla y León, Igea ha dicho: "Evidentemente hubo gente que tenía un plan, a la que no le gustó mi denuncia, que ha dado vida al partido en Castilla y León porque conseguimos unos excelentes resultados y la campaña fue preciosa".

En otra entrevista publicada en el también diario asturiano El Comercio, Igea ha añadido que es "muy viejo para algunas cosas", en referencia a los retos para que se presente y ha añadido que "tiempo habrá para hablar de otras cosas".

"Yo no critico al partido, pero analizo sus problemas. Es lo que hay que hacer en un partido democrático en un momento precongresual", ha planteado Igea, convencido de que su actitud es propia de alguien liberal: "¿Desde cuándo ser crítico en un partido liberal es algo malo? ¿O es que quieren un partido acrítico? Lealtad no es sumisión", ha rematado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD