27-01-2020 / 15:30 h EFE

Un total de 4.244 personas han sido atendidas en Euskadi durante 2019 en los albergues de acogida temporal para migrantes en tránsito situados en Irun (Gipuzkoa) y Bilbao, algo menos de la mitad de las asistidas en 2018, debido al descenso generalizado en la llegada irregular de extranjeros a España.

Este dato ha sido ofrecido por la consejera vasca de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, quien ha visitado este lunes, junto a responsables de su departamento y de la Cruz Roja, el albergue de Irun, cuyas instalaciones de la calle Auzolan sustituyeron en octubre pasado a las de Martindozenea y aumentaron de 60 a 100 las plazas disponibles.

Según ha informado el departamento de Artolazabal en un comunicado, el Plan vasco de Contingencia, implementado por las instituciones de Euskadi en colaboración con entidades sociales, prestó asistencia humanitaria a lo largo del año pasado a un 51,1 % menos de migrantes que el ejercicio anterior, cuando atendió a un total de 8.662.

La consejera ha explicado que la disminución en la atención prestada está relacionada con el descenso del 54,4 % registrado, según los datos que ha citado del Ministerio del Interior, en el número global de migrantes llegados a España por vía marítima de forma irregular en 2019, tras "la oleada" que hubo en 2018 sobre todo a partir del verano.

De los 4.244 extranjeros en tránsito acogidos en el País Vasco, 3.465 (el 82 %) fueron atendidos en los recursos de Irun -hasta septiembre en Martindozenea y durante el último trimestre en el nuevo de la calle Auzolan-, mientras que los 779 restantes (el 18 %) fueron asistidos en el albergue de Bilbao.

Artolazabal ha recordado que, desde que el Gobierno Vasco, las diputaciones forales, los ayuntamientos de las tres capitales vascas e Irun, junto a organizaciones como Cruz Roja, CEAR, Cáritas, Médicos Mundi y SOS Racismo crearon en 2018 una mesa interinstitucional para dar "una respuesta integral, humana, proporcionada, sostenible y solidaria" a los migrantes de paso por Euskadi, "se han ido adaptando los recursos a las necesidades" de estos flujos de llegada de migrantes.

"La estructura de albergues creada al efecto y su propio funcionamiento han ido adaptándose a la evolución de esos flujos", ha indicado la consejera, que ha afirmado que los actuales recursos de Irun y Bilbao, además del de Berriz (Bizkaia) que está destinado a migrantes en situación sanitaria compleja o de especial vulnerabilidad, "cubren todas las necesidades" actuales.

La responsable de los programas de asilo y atención humanitaria de Cruz Roja Nahia Díaz de Corcuera ha confirmado por su parte que, "después del gran esfuerzo" hecho desde 2018, ahora se disponen de "todos los recursos necesarios para dar una respuesta adecuada",

En cuanto al "perfil" del migrante usuario del albergue de Irun, que puede acoger durante un máximo de 7 días tanto a hombres como a mujeres y menores acompañados, Díaz de Corcuera ha indicado que, "en su mayoría, son hombres jóvenes solos", de los que en torno a la mitad procede de Guinea Conakri, aunque también abundan los africanos que llegan de Mali y Costa de Marfil.

En 2020 el Gobierno Vasco, en colaboración con el resto de instituciones y entidades, mantendrá el Plan de Contingencia de Atención Humanitaria a Migrantes en Tránsito con el fin de "arraigar" los principios y valores de la sociedad vasca, tradicionalmente "acogedora", ha concluido Artolazabal.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Julio 2020
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD