29-01-2020 / 12:49 h EFE

Los presidentes de Canarias y Baleares, Ángel Víctor Torres y Francina Armengol, han advertido este miércoles de que aplicar un impuesto al combustible aéreo a las rutas con ambos archipiélagos, "que no son paraísos, condenaría al ostracismo" a sus economías, dada su dependencia del turismo.

Así lo han recalcado los presidentes autonómicos socialistas en el foro "Transporte y la movilidad de los territorios extrapeninsulares", organizado por Editorial Prensa Ibérica en Las Palmas de Gran Canaria, al aludir a las negociaciones que pretenden entablar con la UE para exigir que estos territorios queden exceptuados de la aplicación de esta nueva fiscalidad internacional.

Torres ha señalado que las ministras de Transición Ecológica y Hacienda, Teresa Ribera y María Jesús Montero, le han garantizado que defenderán que se haga esa excepción con Canarias, que tiene reconocida en la Unión Europea la condición de región ultraperiférica y arrastra una de las tasas de paro más altas del país (18 %, a datos de diciembre de 2019).

"Nuestra autopista es el cielo y la tasa internacional al queroseno nos condenaría al ostracismo", ha asegurado el presidente canario, quien ha subrayado que el transporte genera el 27 % de las emisiones de CO2 a la atmósfera, al tiempo que ha puntualizado que mientras el transporte terrestre es responsable del 25 % de las emisiones contaminantes, el aéreo sólo produce el 2 %.

"Viajar a Canarias desde Noruega contamina menos que ir al Caribe" desde ese país nórdico, ha aseverado Torres, quien ha manifestado que Canarias y Baleares "pelean" por la bonificación del transporte de sus residentes dada la debilidad de sus economías.

Armengol ha asegurado que la entrada en vigor, el pasado 1 de enero, de la ley que obliga a los barcos a emitir menos azufre, ha encarecido un 11 % el transporte de mercancías con destino a ese archipiélago.

Tanto Torres como Armengol han abogado por "una transición ecológica justa", a la que han asegurado que contribuyen con la aprobación de medidas internas, pero han rechazado que impuestos de este tipo pongan en riesgo su competitividad como destinos turísticos, ya que este sector es el motor de sus economías.

El presidente canario ha admitido que esta región "va con retraso" en la lucha contra la crisis climática, un fenómeno ante el que, paradójicamente, en la anterior legislatura, en lugar de aprobarse una declaración de emergencia climática, como la que ha promovido su Gobierno, se promovió una nueva Ley del Suelo.

Torres ha avanzado que para luchar contra el calentamiento global, el Gobierno canario prevé aprobar este año la primera Ley regional contra el Cambio Climático, en virtud de la cual ha presupuestado medidas "pequeñas pero relevantes", como la sustitución de su actual parque móvil por vehículos eléctricos, o la aprobación de subvenciones para promover la instalación de placas fotovoltaicas en negocios o viviendas unifamiliares.

A su juicio, Canarias tiene que "ganar el tiempo perdido" porque "no hay futuro para un turismo que no sea sostenible".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD