29-01-2020 / 18:41 h EFE

El gobierno catalán ha aprobado hoy, pese a las diferencias entre ERC y JxCat, su primer proyecto de ley de presupuestos con equilibrio presupuestario -sin déficit- desde 2003, cuando empezó a aplicar el Sistema Europeo de Cuentas, la normativa europea para calcular el déficit de la Generalitat y sus empresas públicas.

Fuentes del departamento de Economía han aclarado a Efe que entre 2000 y 2003 hubo superávit, entendido como más ingresos que gastos, pero que si se aplicara la normativa SEC a esos ejercicios se habría registrado déficit, al tener que computarse también el peso del sector público, empresas públicas incluidas.

El proyecto de presupuestos de la Generalitat para 2020, por tanto, cumple con el objetivo marcado por el Estado, que es del 0 % para todas las comunidades, aunque el Govern espera que el nuevo Gobierno del Estado flexibilice ese margen de déficit al menos hasta el 0,1 %.

De hecho, el Govern considera que un reparto justo de los límites de déficit haría que las comunidades pudieran disponer de un margen del 0,3 %, pero ve difícil que el Ejecutivo español permita ese límite más laxo, tras haber marcado el 0,1 % para 2019.

Ese déficit cero presupuestado por la Generalitat en las cuentas de 2020, las primeras desde 2017, el presupuesto que sigue en vigor, se explica por unos ingresos no financieros de 28.111 millones que compensarán unos gastos no financieros de 28.092 millones, y el saldo de 19 millones restante se compensará con otros tantos 19 millones de ajustes SEC.

El proyecto de ley de presupuestos para 2020 prevé hace estimaciones acerca de los ejercicios venideros y contempla incluso un superávit presupuestario del 0,1 % tanto en 2021 como en 2022 y en 2023, gracias a que los ingresos no financieros crecerán más que los gastos no financieros.

En cuanto a las cuentas de 2020, el aumento del gasto en 3.070 millones respecto a 2017 (+ 12,6 %), el último año con presupuestos, se sustenta gracias a un incremento del 18 % de los ingresos, lo que se traduce en 4.174 millones de euros más respecto a 2017, debido fundamentalmente a la mayor recaudación fiscal, que hace que los anticipos del sistema de financiación crezcan un 22 %, hasta los 21.910 millones.

A pesar de que la ley de acompañamiento de los presupuestos preveía un paquete de medidas fiscales para recaudar 552,5 millones más al año -Sucesiones y el IRPF entre ellos-, de esos ingresos extra la Generalitat solo espera obtener 172,6 millones este año.

Otro aspecto destacado del presupuesto es que los intereses de la deuda supondrán en 2020 un total de 880 millones de euros.

Tras acordar primero el capítulo de ingresos, el Govern y los comunes presentaron el pasado 20 de enero el acuerdo sobre el capítulo del gasto público, por el cual ambas partes acordaban un aumento del gasto público de 3.070 millones en relación a las cuentas vigentes, las de 2017.

A pesar del choque frontal de los últimos días entre los socios del Govern, ERC y JxCat, el presidente catalán, Quim Torra, ha garantizado hoy que permitirá la aprobación de los presupuestos y que luego convocará elecciones en Cataluña.

A partir de la aprobación del proyecto de ley por parte del Govern, las cuentas para 2020 se enfrentan ahora a una tramitación que puede durar entre dos meses o tres meses, por lo que como pronto podrían aprobarse a finales de marzo o principios de abril.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD