01-02-2020 / 12:01 h EFE

La Audiencia Provincial de Oviedo ha condenado a un hombre a una pena de 17 años y 5 meses por siete delitos de abuso sexual contra otra tantas niñas, de entre 8 y 13 años, así como a diez años de libertad vigilada por haber sometido a las menores a “tocamientos” en una piscina de bolas de una sidrería con la excusa de que iba a “jugar al escondite con ellas”.

El tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Oviedo ha prohibido igualmente que el acusado se acerque a las menores a menos de 300 metros de su domicilio, centro de estudios o cualquier otro lugar que frecuenten, así como que se comunique con ellas por cualquier medio durante cinco años.

Los magistrados argumentan en la sentencia, a la que ha tenido acceso EFE, que, pese a la gravedad de los hechos por los que ha sido condenado, los abusos sexuales que han declarado probados no han ido “más allᔠde unos tocamientos sobre las menores que “no han tenido o apenas han tenido” incidencia en su proyección vital.

No obstante, la Sala advierte que la diferencia de edad de las víctimas -entre 8 y 13 años- y la del acusado -47 años , en el momento de los hechos-, así como la “tendencia y proclividad” de este en relación con este tipo de acciones al reiterarlas en varias ocasiones sobre diferentes menores, lleva a establecer una pena total de 17 años y 5 meses de cárcel, lo que supone 2 años y 6 meses de prisión por cada uno de los siete delitos.

Además, el acusado no podrá acercarse a menos de 300 metros de la sidrería donde se produjeron los hechos ni a cualquier ludoteca, guardería, parque infantil o establecimiento frecuentado por menores durante 5 años y ha sido inhabilitado para cualquier profesión relacionada con menores durante 14 años.

La sentencia también impone al acusado el pago de una indemnización de mil euros a cada una de las menores y, a través de su representante legal.

La Audiencia señala que el condenado sometió a tocamientos a las siete menores en 2018 al acceder a la zona de la piscina de bolas del establecimiento hostelero de Oviedo aprovechando que acudía al establecimiento acompañado de su hijo de tres años y que se acercaba a las menores con la excusa de que iban a jugar "al escondite".

La vista se tuvo que aplazar en dos ocasiones: la primera el 8 de octubre cuando el acusado no compareció al juicio y posteriormente el 26 de noviembre cuando tuvo que suspenderse por fallos en la videoconferencia con tres testigos.

El juicio se celebró finalmente el pasado 16 de diciembre con la presencia del acusado, que llegó a la sede de la Audiencia esposado y escoltado por los agentes ya que debido a su incomparecencia a la vista anterior el tribunal ordenó su busca y captura y su ingreso en prisión preventiva para garantizar su presencia.

La abogada de la defensa, Gary García Fonseca, pidió la libre absolución durante el juicio, ya que el acusado siempre negó los hechos imputados y no quiso llegar a acuerdo alguno con la Fiscalía, que solicitaba 21 años de prisión, y ha asegurado que no recurrirá la sentencia.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Marzo 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD