03-02-2020 / 15:02 h EFE

El Hospital de Verín (Ourense), que afecta a los vecinos de la zona de Alta Sanabria, en Zamora, ha reabierto este lunes el paritorio, tras dos meses cerrado por una decisión del Gobierno gallego, con la incorporación efectiva a su plantilla de una pediatra, que estará apoyada por otro profesional de guardia.

Así lo han trasladado a Efe fuentes de la gerencia sanitaria orensana, que han confirmado que, de las dos plazas ofertadas, el servicio contará con una pediatra “de carácter estable”, cuya labor será complementada con un segundo profesional “una vez garantizada la cobertura de guardias de este servicio las 24 horas”.

“Junto a eso, y de acuerdo con el compromiso del Servizo Galego de Saúde (Sergas) de potenciar los servicios de este hospital público, desde la próxima semana, por vez primera desde los inicios de su actividad asistencial, contará con consultas de Pediatría”, ha apuntado la dirección.

En esta línea, la gerencia hospitalaria ha destacado que el objetivo es “crear un servicio de Pediatría” al tiempo que ha trasladado la intención de “redoblar esfuerzos” a fin de “consolidar y ampliar su personal” en los diferentes servicios del centro.

La reactivación del paritorio cierra así la polémica decisión de la Xunta de suspender este servicio, que derivó en protestas de las embarazadas y el encierro de los vecinos de toda la comarca y de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de la comarca de Monterrei, molestos con esta decisión.

En declaraciones a Efe, algunas de las personas que estuvieron encerradas han mostrado su satisfacción por la reanudación del servicio desde primera hora de esta mañana y de las urgencias pediátricas, lo que “permitirá a los niños poder nacer y vivir con tranquilidad” en la comarca.

Para los afectados, esta decisión evidencia que la medida no estaba amparada en criterios técnicos como alegaba la Xunta respecto a la “baja natalidad” y la “falta de pericia” de los facultativos de Verín a la hora de atender este servicio. Desde el cierre del servicio, el hospital atendió, entre nacimientos y derivaciones a Ourense, alrededor de trece partos.

Con todo, han considerado insuficiente esta medida y demandan una “rectificación pública” por parte del gerente del área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco, Félix Rubial, tras avalar el cierre.

Tras dos meses de cierre, el personal advierte de que “estarán pendientes” sobre la posible aplicación del polémico consentimiento informado reforzado que deberán firmar las mujeres que quieran parir en Verín, al que hizo alusión el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, cuando anunció la reapertura.

En un comunicado remitido a los medios, el Consello Galego de Colexios Médicos -a través del Colegio de Médicos de Ourense- ha pedido que los neonatos tengan “las mismas condiciones de seguridad y calidad asistencial que en el resto de paritorios de Galicia”, tras considerar “inadmisible" la posible introducción de un consentimiento informado "reforzado", tanto "desde el punto de vista ético como asistencial”.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD