03-02-2020 / 19:11 h EFE

El plan piloto de reordenación sanitaria en la comarca zamorana de Aliste, que servirá de prueba para acometer reestructuraciones en otras zonas rurales de Castilla y León, arrancará el próximo 2 de marzo después de que este lunes hayan dado su visto bueno los alcaldes de la comarca.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, que ha mantenido reuniones este lunes con los profesionales sanitarios y responsables municipales de la zona, ha subrayado que se ha elaborado una reforma sanitaria "muy consensuada" que se evaluará durante dos o tres meses antes de iniciar la planificación en otras zonas de la Comunidad.

El plan piloto contempla finalmente doce centros rurales de agrupación, el doble de los previstos inicialmente al atender una demanda de los alcaldes, que contarán con conexión a Internet y una dotación clínica básica que incluirá máquinas para hacer electrocardiogramas o aerosoles.

Estos doce centros de referencia se agrupan de dos en dos para utilizarse de forma alternativa, unos días uno y otros el otro, con el fin de que el paciente sepa siempre en qué consultorio va a encontrar un médico.

Además, el resto de consultorios médicos seguirán funcionando todos ellos de forma periódica, según la población de cada localidad en la que se ubican, aunque se implantará de forma progresiva la cita previa para acudir a ellos que será atendida personalmente y no por máquinas.

El arranque de este plan piloto se ha retrasado un mes respecto a lo previsto inicialmente con el fin de que el 2 de marzo se hayan cubierto ya todas las plazas de médicos, ya que había dos vacantes, una de ellas se ha cubierto este lunes y el profesional médico de la otra se incorporará a lo largo de este mes.

La zona contará en total con doce médicos y doce enfermeras y para ello se habilitan también dos plazas más de enfermería que antes no existían e igualmente se reforzará la plantilla para que haya dos auxiliares administrativos, uno más que hasta ahora.

Estos refuerzos de la atención sanitaria en la zona supondrán una inversión de 114.000 euros.

El modelo aplicado en Aliste, según Casado, está "muy ensayado", se basa en criterios científicos de planificación sanitaria y se ha confeccionado tras escuchar también y recoger aportaciones de los alcaldes, opiniones de los profesionales sanitarios y de sindicatos como UGT.

La intención de la Consejería de Sanidad es evaluar durante dos o tres meses el plan, por si hubiera que hacer cambios en algún aspecto una vez puesto en marcha, y luego comenzar a elaborar planes específicos en otras zonas de la Comunidad.

Para ello, según ha explicado la consejera, se hará un estudio "zona a zona" y se tendrán en cuenta las aportaciones de los sanitarios y representantes vecinales, con el fin de, con el número de profesionales actuales ordenar mejor y que "cada vez haya una atención sanitaria de mayor calidad".

Tras la reunión, distintos alcaldes han mostrado su satisfacción con el plan, como el alcalde de Trabazos, Javier Faúndez, que ha asegurado que se ha dejado la política a un lado para llegar a un consenso, ya que la sanidad es "el bien más preciado" de los pueblos y no puede utilizarse como "un arma arrojadiza política".

Por su parte, la alcaldesa de San Vitero, Vanesa Mezquita, ha declarado que puede ser "una mejora colectiva" y aunque falta por ver el documento definitivo se han visto "muy buenas intenciones" por parte de la Consejería y en principio la propuesta es positiva.

Por su parte, los alcaldes de Alcañices, Jesús María Lorenzo, y de Rabanales, Santiago Moral, han visto positiva la reestructuración y han subrayado los beneficios de la cita previa, que lleva años implantada en Alcañices y en Matellanes, un anejo de Rabanales.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD