04-02-2020 / 18:22 h EFE

Los alcaldes de Ibiza, Rafa Ruiz, y de Sant Josep, Josep Marí Ribas, han aprobado este martes el anteproyecto de renovación de un tramo de la principal avenida de Platja d’en Bossa, una obra que será financiada con 1,6 millones comprometidos por el Gobierno para paliar los efectos la quiebra de Thomas Cook.

Ambos alcaldes han presidido este mediodía la reunión de la comisión de seguimiento de esta inversión, que se canalizará a través del Govern balear, según ha informado el Ayuntamiento de Sant Josep en una nota.

El tramo de avenida que se reformará comprende ambos municipios, ya que recorre la avenida Pere Matutes, de Vila, comenzando desde el Hotel Algarb, y alcanza el final de la calle Murtra, que es como se denomina esta vía cuando pasa a ser de Sant Josep.

La remodelación incluirá la renovación de aceras y mobiliario urbano, además de los tendidos de servicios, en un tramo compartido entre Ibiza y Sant Josep, en el que también se prevé unificar la estética.

Este proyecto surge de la petición de los propios empresarios de esta zona turística, que es una de las más expuestas por la quiebra del turoperador Thomas Cook, y donde el mayorista dejó “una importante deuda”, destacan desde el Consistorio.

En cuanto a la inversión, ambos ayuntamientos esperan firmar “en un plazo breve” el convenio con el Govern balear para formalizar la aportación de 1,6 millones de euros, comprometida dentro de los ocho millones anunciados para las islas desde la Administración central.

En la comisión de seguimiento también se ha dado cuenta de las consultas realizadas a los vecinos sobre reforma prevista, antes de proceder a la licitación de la redacción del proyecto ejecutivo de la obra.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD