05-02-2020 / 17:00 h EFE

La Guardia Civil de Gijón ha tomado declaración en calidad de investigados por un delito de maltrato animal a dos hombres de 44 y 21 años tras encontrar diecinueve animales muertos en sus fincas, siete en una parcela de la localidad de Laviana y doce en una explotación ganadera de Carreño.

En el primero de los casos, el Seprona de Laviana fue alertado el pasado 31 de diciembre de la mala situación en la que se hallaban los animales en una finca de la zona rural de la localidad y tras reconocerla, esa misma tarde se pudo comprobar las malas condiciones de los animales y se localizó muertas a seis ovejas y una cabra.

El resto de animales carecía de chapas identificativas y algunos se encontraban en un estado de extrema delgadez, sin forraje ni pasto a su alcance, según ha informado este miércoles la Guardia Civil.

También observaron a un perro de raza asimilada a un mastín muy delgado, sin agua ni comida y atado a una edificación tipo cuadra o pajar, por lo que reclamaron a los servicios municipales de Laviana que lo recogieran y pidieron que lo viera un veterinario porque estaba en mal estado.

Finalmente, la Guardia Civil localizó al supuesto responsable, J.A.A.D., de 44 años y vecino de Laviana, al que se le tomó declaración en calidad de investigado por un supuesto delito de maltrato animal que llevó a la muerte de seis ovejas y una cabra.

La segunda investigación se inició el 23 de enero cuando la Guardia Civil recibió aviso del mal estado de los animales en una explotación ganadera de la zona rural de Carreño.

Al acudir al lugar de los hechos los agentes detectaron en una situación “deplorable” más de 20 cabezas de ganado, tanto bovino como ovino, y dos caballos que se encontraban en una cuadra y en una finca anexa.

En una primera inspección, los agentes observaron en la cuadra a tres reses muertas entre estiércol y en un prado adyacente, convertido en un lodazal y sin pasto, a más 30 animales sin comida a su disposición, algunos de los cuales presentaban un claro síntoma de delgadez y lesiones en la piel.

La investigación determinó la existencia de un delito de maltrato animal continuado que había llegado a producir la muerte de hasta doce animales hasta la fecha.

Por todo ello, este martes se tomó declaración en calidad de investigado a A.G.L, de 21 años y vecino de Carreño.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD