08-02-2020 / 12:50 h EFE

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado este sábado que espera que las criticas a la cesión al museo judío que albergará el edificio de la calle Gobernador, que estuvo okupado por el colectivo La Ingobernable, "no escondan una raíz antisemita".

Así lo ha manifestado a los periodistas durante su visita al centro temporal de acogida para solicitantes de asilo construido en Vallecas, que ha recibido este sábado a las primeras personas que los ocuparán.

"Espero que las criticas que se dirigen a que no he cumplido mi palabra o a la relación con Gallardón no escondan una raíz antisemita", ha inquirido Almeida, quien ha pedido que "se respete al pueblo judío y no haya brotes de antisemitismo" en la capital.

El Ayuntamiento ha decidido ceder el edificio del número 39 de la calle Gobernador -que estuvo okupado por el colectivo social Ingobernable entre mayo de 2017 y noviembre de 2019-, a la Fundación Hispano-judía, que presiden el empresario David Hatchwell y el ex alcalde y ex presidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz-Gallardón.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD