15-02-2020 / 11:41 h EFE

La caja escénica del Centro Párraga de Murcia acogerá entre el 17 y el 18 de febrero un taller de formación dirigido a bailarines y personas que quieran mejorar su rendimiento físico a través del ‘Contact Improvisation’, protagonizado por el canadiense Mark Young.

En un comunicado, el Gobierno regional ha señalado que esta técnica explora el movimiento a través de la improvisación y una de las más conocidas y características formas de danza posmoderna.

El director general del Instituto de las Industrias Culturales y las Artes, Juan Antonio Lorca, ha valorado que Young lleva más de veinte años dedicándose profesionalmente al desarrollo de esta disciplina desde el estudio que dirige en su país, llamado Leviathan.

"Este centro es una excepción dentro de las instituciones enfocadas a la danza que, desde su privilegiada ubicación, en medio del bosque canadiense, se dedica a la investigación en movimiento, la danza y la meditación con un alumnado procedente de los cinco continentes”, ha añadido Lorca.

La formación de este taller se impartirá en el Centro Párraga de forma progresiva durante dos semanas, en las que se desarrollarán los principios de la disciplina, basados en el trabajo espiral, según el cual, todo en la vida adopta esta forma y patrón, en el que también participan los músculos y que facilita la fuerza y el movimiento.

El taller tendrá un horario diurno (de 10:30 a 13:30 horas) y vespertino (de 17:00 a 20:00 horas), contará con 25 plazas y todos aquellos interesados pueden informarse en la web del Centro Párraga, http://www.centroparraga.es/.

El ‘Contact Improvisation’ nació en Estados Unidos en los años 70 del pasado siglo, con las figuras de la danza Steve Paxton y Nancy Stark Smith, que desarrollaron este método tras su búsqueda para encontrar diferentes formas de relacionarse con el cuerpo humano mediante el tacto y el espacio, dando lugar a nuevas formas de movimiento.

El método tuvo un gran despliegue en Estados Unidos, difundiéndose por toda Europa durante la década de los 90 y rompiendo con las expectativas técnicas de muchos bailarines del momento.

Es un estilo de danza que no entiende de barreras ni diferencias, en la que todo el mundo es igual y que, manteniendo su esencia basada en el contacto y la improvisación, toma formas y aplicaciones diversas.

Así, puede ser utilizado como danza en sí misma, como lenguaje en la danza contemporánea, como recurso acrobático, como espacio lúdico y creativo, y como herramienta comunicacional y terapéutica. No requiere de una base técnica clásica para poder introducirse en ella, ya que solo es necesario recurrir a la espontaneidad, la improvisación y la escucha del propio cuerpo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD