20-02-2020 / 14:32 h EFE

Ocho de cada diez personas infectadas por Hepatitis C no están diagnosticadas de esta enfermedad asintomática en la mayoría de los casos y que si no se trata de forma adecuada puede evolucionar hacia una hepatitis crónica y cirrosis hepática.

Así lo han afirmado en un comunicado especialistas de Quirónsalud, que han señalado que en la actualidad esta enfermedad es curable en casi su totalidad gracias a la introducción delos antivirales orales.

La Hepatitis C es una enfermedad infecciosa que consiste en la inflamación del hígado causada por dicho virus y cuya gravedad varía entre una dolencia leve que dura algunas semanas a una enfermedad grave de por vida.

Según Víctor Vera, especialista de Medicina Interna del Hospital Quirónsalud Murcia, en general "las nuevas infecciones son asintomáticas y el 30 % de los infectados logra eliminar el virus espontáneamente, sin tratamiento alguno".

El periodo de incubación de la enfermedad es de 2 semanas a 6 meses y solo el 20 % de los enfermos presenta síntomas como fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orinas oscuras, heces claras, dolores articulares e ictericia.

Su vía de contagio más habitual suele ser la sangre, según señala Francisco Mora, especialista en Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas de Quirónsalud Torrevieja.

Según explica "este suele darse por consumo de drogas inyectables; tatuajes realizados con material no esterilizado; transfusiones de sangre o hemoderivados sin analizar; prácticas sexuales que conllevan exposición a sangre y, en menor medida, de madre infectada a su hijo".

Entre los colectivos de mayor riesgo se encuentran los usuarios de drogas inyectables, pero como advierte Moisés Diago, especialista en hepatología del servicio de Aparato Digestivo de Quirónsalud Valencia, "la mayoría de casos no diagnosticados actualmente están en la población general sin riesgos aparentes".

Según indica, "fueron transmisiones que se dieron en el pasado por jeringuillas no desechables, cuyo uso desapareció en 1975, o transfusiones no controladas anteriores a 1990, cuando se introdujo el test a los donantes de sangre. Así, una persona puede tener el virus desde su infancia y desconocer que lo tiene si no se realiza un análisis específico".

Gracias a la introducción en 2014 de los antivirales de acción directa administrados vía oral y sin afectos secundarios la hepatitis C es una enfermedad curable en prácticamente su totalidad.

Esto ha permitido tratar en España 140.000 pacientes, prácticamente el total de los pacientes diagnosticados, "si bien sabemos que existen gran número de pacientes sin tratar que desconocen que padecen la enfermedad", apunta el doctor Diago.

Además, gracias a la introducción del tratamiento masivo de pacientes con antivirales han disminuido las listas de espera de trasplante de hígado en pacientes portadores del virus C, así como los ingresos por cirrosis hepática descompensada característico de esta enfermedad.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD