21-02-2020 / 17:40 h EFE

Murcia encabezó en 2019 el descenso de la carga de trabajo en la industria, con una caída del 33,2 %, cundo la caída media nacional fue del 1,1 %, aunque la cifra de negocios se incrementó un 1.8 %, por encima de la subida promedio española, del 0,3 % respecto a 2018.

Según el Instituto Nacional de Estadística, ambas medias nacionales son las peores desde 2013, cuando la facturación del sector bajó el 2,9 % y los pedidos retrocedieron el 2,7 %.

Desde ese año, la cifra de negocio de la industria había crecido a tasas interanuales de entre el 0,5 y el 7,6 %, y la entrada de pedidos de entre el 0,5 y el 7,7 %.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario (diferencia de días hábiles), las ventas industriales crecieron el 0,5 % en 2019 y los pedidos bajaron el 1 %.

Sólo en diciembre la facturación del sector repuntó el 4,7 % (2,9 % en la serie corregida), en tanto que los encargos avanzaron el 2,7 % (el 1,1 % en datos desestacionalizados).

De vuelta al conjunto del ejercicio, las ventas de bienes de consumo no duradero aumentaron el 3 %; las de consumo duradero, el 0,1 %, y las de bienes de equipo, el 0,8 %. Las de bienes intermedios descendieron el 0,6 %, y las de energía, el 5,3 %.

El negocio dentro de la zona euro subió el 0,3 %, y en el resto de países, el 0,5 %. En el mercado interior, el crecimiento fue del 0,2 %.

Por comunidades autónomas, la cifra de negocios en la industria se incrementó en once y bajó en seis.

Las mayores subidas se dieron en Navarra (7,2 %), La Rioja (2,6 %) y Madrid (2,2 %). El otro lado de la tabla lo encabezaron Castilla y León (-6,1 %), Cantabria (-2,1 %) y Extremadura (-1,5 %).

En cuanto a la entrada de pedidos, en bienes de consumo duradero cayó el 1,6 %; en los de equipo, el 4,2 %; en los intermedios, el 0,8 %, y en energía, el 5,4 %. Este indicador sólo repuntó en bienes de consumo no duraderos (2,9 %).

Por mercados, los pedidos nacionales subieron el 1,4 %, en tanto que los procedentes de la zona euro bajaron el 1,7 %, y los del resto de países, el 0,3 %.

Las entrada de nueva carga de trabajo aumentó en diez comunidades y bajó en siete. Los mayores incrementos se dieron en Navarra (9,4 %), Galicia (8,3 %) y Castilla-La Mancha (7,9 %), en tanto que los descensos más abultados correspondieron a Murcia (33,2 %), Castilla y León (6,6 %) y Andalucía (4,7 %).

Para la Economista Jefe de Singular Bank, Alicia Coronil, los datos están en línea con la fase de desaceleración económica que atraviesa la Eurozona, así como el impacto que han tenido factores como la guerra comercial entre Estados Unidos y China o las dudas que pesan sobre el futuro de los automóviles de combustión.

En su opinión, la incertidumbre vivida a lo largo de 2019 ha lastrado "absolutamente" la inversión empresarial, que ha rebajado la demanda de bienes de equipo e intermedios, mientras que las familias han rebajado lógicamente la compra de bienes duraderos.

En su opinión, la tendencia a baja en los pedidos industriales se mantendrá en los próximos meses, debido, también a cuestiones como la afectación en el sector del coronavirus o la posible elevación de aranceles por parte de Estados Unidos a productos europeos.

Por su parte, el economista jefe de Intermoney, Francisco Vidal, ha apuntado que aunque en el conjunto del año los pedidos caen, el dato positivo es que en el cuarto trimestre crecieron el 3 % los relacionados con bienes de equipos, un sector clave para la economía española y vital para las exportaciones.

Respecto a 2020, prevé unos primeros meses de estabilización y que las ventas y los pedidos remonten hacia primavera y verano, siempre y cuando la crisis del coronavirus "no vaya a más", y que las negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea tengan un desarrollo "cordial".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD