23-02-2020 / 19:40 h EFE

El Gobierno y la oposición armada de Sudán del Sur aún están negociando el reparto de carteras ministeriales del nuevo Gobierno de unidad, anunciado ayer antes de que concluyera el plazo fijado por el acuerdo de paz de 2018, con el líder opositor Riek Machar como vicepresidente primero.

El portavoz del grupo liderado por Machar, Manawa Peter Gatkouth, dijo a Efe que el retraso a la hora de anunciar los nombres de los ministros se debe a que el comité conjunto Gobierno-oposición, encargado de las negociaciones para repartir las 35 carteras, aún no se ha reunido.

Gatkouth aclaró que las conversaciones podrían comenzar mañana si el Gobierno nombra a su representante en ese órgano.

Al mismo tiempo, el Ejecutivo del presidente Salva Kiir está realizando consultas informales con las otras facciones rebeldes que ratificaron el acuerdo de paz en septiembre de 2018 para que también nombren a sus candidatos a los Ministerios, según Gatkouth.

Según el acuerdo de paz, Kiir tiene derecho a nombrar a 20 ministros, mientras que a la oposición armada le corresponden 9 titulares y un viceministro, y los cinco restantes tienen que ser elegidos por la oposición política junto al grupo denominado "expresos políticos".

Asimismo, Kiir sigue al frente del Gobierno con Machar como vicepresidente primero y otros tres que fueron nombrados ayer: James Wany Aiqa y Taaban Deng Gai, que ocuparon ese mismo cargo en el anterior gabinete, y Rebecca Nyanding Garang, viuda de un exlíder opositor.

El quinto y último vicepresidente, Husein Abdulbaqui, fue nombrado hoy por recomendación de los partidos opositores.

Ayer comenzó a caminar el Gobierno de unidad, con Kiir y Machar reafirmando su compromiso con el acuerdo de paz de 2018 ante algunos líderes de los países de la región que han mediado en el conflicto, pero su puesta en marcha fue más bien simbólica.

Aparte de la designación de los ministros, todavía no ha sido creado un Ejército nacional integrado por las fuerzas leales a Kiir y los rebeldes de Machar, siendo uno de los puntos principales del acuerdo de paz.

Con ese pacto, los dos bandos pusieron fin a la guerra que estalló a finales de 2013, cuando Kiir acusó a Machar de orquestar un golpe de Estado contra él, y que se estima ha dejado 400.000 personas muertas y ha llevado a cientos de miles de personas a desplazarse internamente o abandonar Sudán del Sur.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD