24-02-2020 / 13:31 h EFE

Hace un año, el frenetismo del Mobile World Congress (MWC) se apoderaba de Barcelona. El 25 de febrero de 2019 arrancaba una nueva edición de la feria de referencia de la tecnología móvil y la ciudad hervía de actividad, un trajín que se ha visto truncado este año con la inesperada cancelación del evento por el coronavirus.

Hace un año, la ciudad amanecía con los metros abarrotados de gente, con los miles de visitantes del MWC caminando por las calles a paso ligero con sus acreditaciones colgando del cuello, con los hoteles con el cartel de completo, con los comerciantes y restauradores levantando la persiana para hacer el agosto en pleno invierno.

Hace un año, el MWC volvía a celebrar una edición de récord en Barcelona, tras reunir a 109.000 visitantes y más de 2.300 empresas, organizaciones e instituciones, y dejar más de 470 millones de euros en la ciudad y su área metropolitana.

Este año, la historia no se ha podido repetir: el temor al contagio del coronavirus provocó que numerosas empresas que debían asistir al MWC, entre ellas multinacionales como Sony, LG, Ericsson, Vodafone, Amazon o Facebook, anularan su participación en el evento, lo que finalmente llevó a la entidad organizadora, GSMA, a cancelar la edición de 2020.

Con este varapalo aún por digerir, Barcelona Tech City, junto con el apoyo de las instituciones, decidió impulsar un evento alternativo que diera cabida a todos aquellos emprendedores que preveían participar en 4YFN, el salón del Mobile dedicado a las empresas emergentes, y que se habían quedado desamparados por la cancelación del salón.

Barcelona Tech Spirit, como se ha bautizado a estas jornadas, que se alargarán hasta el próximo viernes, ha arrancado este lunes con más de 5.000 participantes inscritos -la previsión inicial eran 2.500- y un amplio programa de actividades, como conferencias, sesiones de trabajo y encuentros entre emprendedores e inversores.

Los recintos feriales de Gran Via y Montjuïc, donde se celebraba el Mobile y 4YFN, están hoy vacíos, ya que con Barcelona Tech Spirit la actividad emprendedora se ha diversificado y trasladado a otros puntos de la ciudad, como el Pier01, donde tiene su sede Barcelona Tech City, la Cambra de Barcelona, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB), el edificio MediaTIC o La Pedrera.

Barcelona Tech Spirit, que solo se celebrará este año, ha logrado el apoyo de empresas como CaixaBank, Banco Sabadell, Acciona, Sorigué, Epson o Social Point, y ha conseguido que en la capital catalana se siga hablando hoy de emprendimiento, empresas y tecnología, pese a la cancelación del Mobile.

El impacto económico de estas jornadas alternativas no será ni mucho menos equiparable al MWC, de ahí que el Ayuntamiento de Barcelona y los agentes económicos traten también de mitigar el vacío que deja el congreso con el impulso de una semana de ofertas en los ámbitos del comercio, el transporte, la cultura, el alojamiento o la restauración, con el fin de atraer nuevos visitantes.

Barcelona intentará sacar el máximo rendimiento a una semana sin Mobile, pero lo hará con la vista puesta en 2021, cuando el congreso, si todo se desarrolla según lo previsto, volverá a la ciudad, como mínimo hasta 2023.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Febrero 2023
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD