28-02-2020 / 13:31 h EFE

Grecia ha cerrado el cruce fronterizo de Kastaniés, en el norte del país, de forma que ha quedado sellado el paso de personas y automóviles desde y hacia Turquía.

El cierre se produjo a las once de la mañana (09.00 GMT), después de que aparecieran en la parte turca grupos de migrantes que pretendían cruzar hacia Grecia.

Según apuntan algunos medios, esta mañana hubo dos intentos de entrada de varios grupos de sirios, uno a través de ese cruce y otro saltando la valla que hay en los alrededores.

Por ese motivo, se han desplegado efectivos policiales adicionales en ese punto para garantizar que nadie pueda cruzar por la fuerza.

El paso de Kastaniés, cerca de la ciudad turca de Edirne, es uno de los pocos cruces terrestres entre Turquía y Grecia.

Es además una zona que utilizan muchos migrantes para entrar en Grecia, pues está rodeado de una frontera natural formada por el río Evros.

Fuentes gubernamentales griegas informaron de que se están intensificando los controles fronterizos tanto por mar como por tierra tras el anuncio por parte de Turquía de que no puede detener ya a los migrantes que intenten entrar en Europa por el recrudecimiento de la situación en Idlib (Siria).

El primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, ha informado además a la canciller alemana, Angela Merkel, sobre la situación y las iniciativas que ha tomado el Gobierno para evitar una entrada masiva de migrantes y refugiados y además está en contacto permanente con la OTAN y la Unión Europea.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2023
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD