29-02-2020 / 10:00 h EFE

Un hombre que llamó loca a su exesposa y que era hija de un violador, afirmaciones que vertió delante de los hijos, de corta edad, deberá cumplir una condena de treinta días de trabajos comunitarios que le ha sido impuesta por la Audiencia Provincial de Murcia como autor de un delito leve de injurias.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, modifica en parte la dictada por el juzgado de violencia contra la mujer de Murcia, que, en agosto de 2019, lo condenó por dicho delito al pago de una multa de 360 euros.

El tribunal, que tiene como ponente al magistrado José Luis García, dice que las circunstancias del caso aconsejan que la pena no consista en el pago de la multa, sino en trabajos en beneficio de la comunidad.

El juzgado de violencia contra la mujer declaró acreditado que los hechos se produjeron en julio de 2019 en la vivienda en la que residía su expareja junto con los hijos comunes, en la que, en varias ocasiones, le llamó loca, además de verter otras expresiones que se consideran igualmente injuriosas.

También declaró acreditado que dirigiéndose a uno de los menores le dijo que "mama estaba loca".

En su recurso, el acusado indicó que esa palabra no la había utilizado con ánimo de ofenderla ni menospreciarla y que todo había sido fruto de su disgusto porque después de pedirle ella que adelantara la recogida de los niños, dentro del régimen de visitas, cuando se presentó en la vivienda había cambiado de criterio y le dijo que volviera más tarde.

Además, pidió en su recurso de apelación que caso de considerarse acreditados los hechos, se cambiara la pena de multa por la de trabajos comunitarios, propuesta a la que se adhirió el fiscal y que el tribunal de la Audiencia Provincial ha aceptado.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Junio 2022
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD