03-03-2020 / 11:10 h EFE

Todos los ingredientes de una fábula difícil de creer atesora la vida del naturalista Félix Rodríguez de la Fuente (1928-1980), pese a lo cual el escritor Antonio de Benito ha compendiado en un cuento los valores que legó quien ha pasado a la historia de varias generaciones como 'el amigo de los animales'.

El carisma que vertió en sus documentales para TVE en recordadas series como "El hombre y la tierra" (1974-1980), sus dotes de comunicador y su pasión por la naturaleza "obraron entonces el verdadero milagro de llamar la atención sobre el medio ambiente en una época en que no había tanta conciencia", ha explicado De Benito.

Este escritor y profesor de Educación Primaria en el Colegio Sagrado Corazón/Jesuitas, en Logroño, es el autor de "Pequeño Gran Félix Rodríguez de la Fuente" (Santillana), de próxima presentación en la capital riojana, para conmemorar el cuadragésimo aniversario del fallecimiento en Alaska del recordado científico, que se cumple este próximo 14 de marzo.

"Nos indujo a conocer, a tratar como seres vivos a los animales y a sembrar la semilla de una conciencia y respeto por la naturaleza", ha explicado en una entrevista con Efe quien, fiel al espíritu divulgador del naturalista, ha permitido la descarga gratuita, desde la página web del colegio, del cuento que ha ilustrado Teresa Fudio (Logroño, 1984).

El protector de los lobos, por los que tanto luchó para revertir la denigrante imagen de alimaña, la de un depredador enemigo de los pastores, junto al halcón peregrino, símbolo de su afición a la cetrería que popularizó en España, son los protagonistas de este cuento infantil en el que mezcla "ficción y realidad".

El autor introduce también entre sus personajes una anaconda como la que estuvo a punto de asfixiar a Rodríguez de la Fuente en 1978, durante un rodaje en Venezuela para la serie televisiva "El hombre y la tierra", dos años antes de fallecer en un accidente de helicóptero mientras rodaba en Shaktoolik (Alaska), en 1980.

Fue un 14 de marzo, el mismo día de su nacimiento en Poza de la Sal (Burgos) donde se aficionó a la naturaleza y desarrolló una vocación que no pudo distraer sus estudios de Medicina en la Universidad de Valladolid, donde fue enviado por su padre a los 18 años de edad para garantizar a su hijo un asidero laboral y vital.

Todos estos ingredientes biográficos los ha batido De Benito "en un pequeño puzzle para encajar las piezas del mejor modo posible" y transmitir a los más pequeños unos valores que él, como profesor de Educación Primaria, ya practica con sus alumnos mediante la proyección de capítulos de "El hombre y la tierra".

El lirón careto, el quebrantahuesos, el lobo, el abejaruco y el buitre leonado son algunos de los inquilinos de ese bosque mediterráneo que divulgó Rodríguez de la Fuente a través de una serie que Antonio De Benito utiliza como material pedagógico dentro del aula con sus pupilos.

El cuento incluye en su parte final una guía didáctica con actividades para reforzar conceptos, una práctica habitual en este prolífico escritor especializado en literatura infantil y juvenil.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Poza de la Sal (Burgos), localidad natal de Félix Rodríguez de la Fuente, ha organizado una serie de actividades conmemorativas y de homenaje durante este marzo que tendrá, como punto central, el depósito de tierra procedente de Alaska en el Espacio Medioambiental del municipio (29 de marzo).

Rodríguez, cuya figura recuerdan numerosos monumentos dispersos por la geografía nacional, fue discípulo aventajado del biólogo y naturalista José Antonio Valverde (1926-2003), quien le inició en los estudios sobre el lobo, en la práctica de la cetrería y en las primeras tesis en España sobre la evolución humana.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2021
L M X J V S D
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 30    
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD