03-03-2020 / 15:11 h EFE

El Festival Internacional de Cine Documental de Navarra "Punto de Vista" afronta su segunda jornada con historias con la mujer como protagonista, ya sea delante de las cámaras como protagonistas o detrás de ellas con la firma como directoras.

Cuatro de las cinco películas presentadas este martes en rueda de prensa tienen una figura femenina detrás, una tónica que se refleja en el cartel completo del festival, que además en esta edición presenta tres retrospectivas dirigidas o comisionadas por mujeres, algo que a las puertas del Día Internacional de la Mujer destaca su papel en el cine actual.

La directora ecuatoriana Alexandra Cuesta ha sido la primera en presentar su obra "Notas, encantaciones: Parte I", la primera pieza de una serie autobiográfica "de meditaciones sobre el tema del amor como concepto" a través de un diario de viaje por diferentes ciudades del mundo en 16 milímetros.

Esta primera parte se localiza en un espacio industrial al norte de Nueva York y se estrena mundialmente en Pamplona, pero fue grabada hace tres años, algo que Cuesta ha explicado que "ha activado" su mirada al convertir con el paso del tiempo "casi en ficción" una cuestión que era "personal".

En "Playback. Ensayo de una despedida", la argentina Agustina Comedi habla en una obra que es una "carta de despedida" y un "manifiesto a la amistad" de la esperanza que el final de la dictadura provocó en la comunidad transexual de Córdoba, una ciudad lejos de Buenos Aires, y lo poco que duró esa libertad, "cercenada" por la crisis del SIDA.

La historia de "Overseas" muestra la perspectiva de las 200.000 mujeres filipinas que se preparan para emigrar a trabajar al extranjero cada año, y según su directora, la coreana Sung-A Yoon, pretende además "romper los estereotipos sobre los trabajadores inmigrantes" y mostrar su humanidad.

Además, Yoon se ha sincerado al admitir que, aunque no tuvo demasiadas restricciones a la hora de grabar, "lloraba detrás de la cámara mientras grababa" y fue muy difícil para ella llevar a cabo el rodaje por la dureza de la historia.

Las "dinámicas" que se sucedían entre madre, abuela y sobrina de la belga Eva Giolo cuando se encontraban cada miércole, fueron su inspiración para crear "A tongue called mother" (Una lengua llamada madre), con la que estudia "el impacto del idioma" en la "personalidad" y "los gestos de una persona", al tiempo que profundiza en cómo aprenden los niños a leer.

La última de las películas de sección oficial, "He venido a leer la noche", está dirigida por un hombre, Manuel Fernández Valdés, pero tiene como protagonista indiscutible a la bailarina Mónica Valenciano, que ha asegurado que se encuentra "en un aprendizaje continuo de la vida".

Según Valenciano, "bailar es aprender a escuchar" y la cinta fue "una ecuación que se fue resolviendo sola" a través de su encuentro con la cámara, sus gestos, su mirada y la intimidad del espacio, a lo que Valdés ha añadido que en la obra "no hay distinción entre la Mónica bailarina y la Mónica persona".

La jornada de hoy, además de la proyección de las diferentes propuestas a lo largo del día, incluirá el primer programa de "Pasaia", que reúne las mejores producciones documentales vasco-navarras, y la retrospectiva "Meditaciones sobre el presente", con películas de Helga Fanderl, Ute Aurand, Jeannete Muñoz y Renate Sami.

"Punto de Vista", que comenzó ayer lunes, continuará trayendo en su decimocuarta edición un "sentimiento oceánico" a la capital navarra hasta el próximo sábado 7 de marzo.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD