04-03-2020 / 12:20 h EFE

id, 4 mar (EFECOM).- Mutua Madrileña ha mostrado este miércoles su total disposición a atender a sus clientes con seguros de salud y con síntomas del coronavirus, como tos o fiebre alta, pero en el caso de que estén afectados, tendrá que derivarlos a la sanidad pública.

El presidente del grupo, Ignacio Garralda, ha explicado durante la rueda de prensa de resultados que el protagonismo es del sistema sanitario nacional, el sistema público y, en el caso concreto de Madrid, el Hospital Carlos III.

Por eso, argumenta, Mutua y el resto de aseguradoras de salud privadas tienen un papel secundario en la gestión de los afectados.

Cuando se diagnostica un caso, se deriva a la sanidad pública para su tratamiento o guardar la cuarentena, por lo que Garralda afirma que los contagios no afectarán a la compañía.

"Desde el punto de vista de coste, no nos afecta", ha sentenciado.

En cuanto a las consecuencias que podría tener una extensión del coronavirus por el mundo en la economía real, el máximo responsable del Grupo Mutua considera que las consecuencias son imprevisibles pues no se puede calcular el impacto de las medidas preventivas que se adopten para combatir la enfermedad.

A modo de ejemplo, Garralda citó que prohibir viajes o adoptar otras medidas que impliquen que cadenas de montajes de las empresas se paren, puede acabar teniendo un efecto de segunda vuelta en empresas alejadas del turismo o los aviones.

Y considera que las bajadas de tipos de interés, como la acordada ayer por la Reserva Federal, no son suficientes, aunque "adormecen un poco el dolor".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD