05-03-2020 / 0:10: h EFE

de Janeiro, 4 mar (EFECOM).- El ministro brasileño de Economía, Paulo Guedes, afirmó este miércoles que Brasil crecerá más del 2 % en 2020 desde que el Congreso apruebe las reformas estructurales presentadas por el Gobierno, y descartó que el país esté sufriendo una desaceleración económica.

Guedes dijo en declaraciones a periodistas frente al ministerio que la economía brasileña puede crecer incluso pese al impacto global del coronavirus, pero condicionó la expansión a la aprobación de las reformas que el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro presentará a consideración del Legislativo en las próximas semanas, entre ellas la administrativa y la tributaria.

"Cuando comenzó el Gobierno (en enero de 2019) dije que creceríamos un 1 % y logramos un 1,1 %. Entonces, estamos dentro de lo previsto. En el segundo año, si conseguimos que se aprueben las reformas, vamos a crecer por encima del 2 %", aseguró Guedes.

El ministro alegó que la economía brasileña es cerrada en relación con las del resto del mundo y que por eso sufrirá menos el impacto del avance de la enfermedad, que ha provocado turbulencias en el mercado financiero de Brasil, una fuerte apreciación del dólar frente al real y trabas a las exportaciones.

"En el segundo año creo que creceremos por encima del 2 %, incluso con el coronavirus. Tan solo tenemos dos casos confirmados de la enfermedad (este miércoles fue anunciado un tercero) y durante muchos años tuvimos una economía relativamente cerrada", alegó.

El ministro manifestó su optimismo al ser interrogado sobre el crecimiento económico de Brasil en 2019, que fue del 1,1 % según divulgó este miércoles el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas, por debajo de las previsiones iniciales del propio Gobierno y de los economistas, que esperaban hasta un 2 %.

Según los datos divulgados hoy por el organismo de estadísticas, el crecimiento del PIB en 2019 se situó dos décimas por debajo del 1,3 % registrado tanto en 2017 como en 2018, lo que configura una desaceleración.

El PIB encadenó tres años consecutivos de débil crecimiento, lo que confirma la lenta recuperación de la mayor economía de Sudamérica tras la histórica recesión de 2015 y 2016, período en que perdió siete puntos porcentuales.

Guedes afirmó que el crecimiento del 1,1 % en el primer año de Gobierno de Bolsonaro no sorprendió y que se situó dentro de las expectativas; negó que la economía se esté desacelerando y dijo que, por el contrario, en los últimos trimestres ganó impulso.

"Si miran el segundo semestre de 2019, verán que fue el mejor segundo semestre desde 2013. Si miran el último trimestre de 2019 en comparación con el mismo período de 2018, verán que la expansión alcanzó el 1,7 %, la mayor en varios trimestres", afirmó.

"La economía estaba creciendo por debajo del 1,0 % a finales de 2018 y aceleró al 1,0 % en el primer trimestre de 2019 y al 1,3 % en el segundo trimestre. En el último trimestre ya estaba creciendo a un ritmo del 1,7 %", aseguró.

Sobre el posible impacto del coronavirus, afirmó que, de la misma forma que Brasil no se benefició del crecimiento mundial en los últimos años por tener una economía cerrada, sentirá menos los efectos de la desaceleración global provocada por el avance de la enfermedad.

"Cuando todo el mundo estaba creciendo, ser una economía abierta e integrada era una gran ventaja. Tan solo nosotros no disfrutamos del viento a favor. Por eso ahora el viento en contra tiene un impacto menor en la economía brasileña. Si nuestra economía fuese extraordinariamente abierta, el impacto sería mucho mayor", afirmó.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Noviembre 2022
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD