05-03-2020 / 10:31 h EFE

El embarco de los refugiados llegados el fin de semana a la isla griega de Lesbos, tras la apertura de las fronteras por parte de Turquía, continúa hoy con lentitud y su destino final será un centro de internamiento que se está habilitando en el norte de Grecia, según anunció el Gobierno griego.

El ministro de Migración, Notis Mitarakis, ha anunciado que todos los migrantes que están llegando "de forma irregular" desde el pasado 1 de marzo permanecerán en la nueva instalación hasta su repatriación a sus respectivos países de origen.

Se trata de un antiguo cuartel militar en la localidad de Serres, cerca de la frontera con Bulgaria.

La prensa griega informa de que los vecinos de un cercano pueblo han bloqueado las carreteras que van a esta instalación para impedir que las autoridades empiecen con los trabajos para acondicionar el nuevo centro de retención.

Mientras, continúa en Lesbos el lentísimo proceso de registro del medio millar de personas que llegaron el fin de semana y fueron trasladados al puerto para evitar una mayor congestión del campo de Moria, con más de 20.000 migrantes y refugiados el mayor de Europa.

Según fuentes gubernamentales, el barco quedará amarrado a Mitilene durante "varios días".

Además, ninguna de estas personas tendrá derecho a solicitar asilo, tras el anuncio del Gobierno conservador de suspender este derecho durante un mes.

Según datos oficiales griegos, desde el estallido de la crisis en la frontera el pasado fin de semana han pasado 1.589 migrantes a las islas del Egeo y otras 231 han sido detenidas por haber entrado en el país a través de la frontera terrestre.

Estos datos contrastan con las cifras facilitadas por Turquía que ha hablado de más de 130.000 cruces de fronteras.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD