05-03-2020 / 13:42 h EFE

La antigua Foneria de Canons, un emblemático edificio situado al inicio de la Rambla, que fue fábrica de cañones, campanas, sede del Banco de Barcelona y dependencia militar, se convertirá en los próximos meses en un espacio cultural con una "función social" para el barrio, la ciudad condal y Cataluña.

Así lo ha anunciado este jueves el presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien ha desvelado que se ha convocado un concurso público, que se iniciará durante el segundo semestre de este año, impulsado por el departamento de Cultura, para que el inmueble, de unos 3.000 metros cuadrados, "esté al servicio de las personas y deje de estar cerrado y sin utilidad".

El inmueble, propiedad de la Generalitat, fue diseñado a mediados del siglo XVIII por el arquitecto Josep Oriol Mestre, un arquitecto reconocido en su época, que también trabajó en la catedral, y que aquí optó por una obra de estilo neoclásico.

Según la directora general de Patrimonio Cultural, Elsa Ibar, actualmente el estado de conservación del edificio, que permanece cerrado desde el año 2003, no es "óptimo" y, por tanto, el proyecto que se presente deberá tener en cuenta "toda su rehabilitación".

Precisamente, se plantea "una concesión administrativa y, por tanto, en función del proyecto que se presente, no serán unos costes directos para la Generalitat, sino que los asumirá la concesión", en palabras de Ibar.

Calificado como Bien Cultural de Interés Local, el edificio cuenta con planta baja y otros cuatro niveles y, en sus orígenes, había un patio central que articulaba los usos y las circulaciones.

La previsión de adjudicación del concurso público, si se siguen los trámites habituales, será a finales de este año.

Quim Torra ha indicado que antes del acto había hablado con la alcaldesa de Barcelona Ada Colau para decirle que "veníamos a anunciar que era importante poner el edificio a disposición de la ciudad, que pensamos que tiene que ser un espacio cultural" y que ahora "estamos abiertos a hablar con el ayuntamiento y las asociaciones de vecinos para que sea un proyecto para todo el mundo, para que todos lo sientan suyo".

A pesar de estar ubicado muy cerca del monumento a Colón y al inicio de la Rambla, tanto Torra como Ibar han dejado claro que el edificio no se destinará a uso turístico.

Antes del anuncio público, la que fuera concejal de Ciutat Vella en el anterior mandato, Gala Pin, ha lanzado a través de su cuenta de twitter que Quim Torra hoy haría un anuncio de concurso "para tener un equipamiento tipo el Born en Foneria de Canons. Sin haber hablado con la ciudad, sin tener presente el plan de la Rambla. Pero con mucho partidismo".

Torra, a quien no se le ha preguntado por estas aseveraciones, se ha mantenido en que lo más destacado de su anuncio es que se apuesta por la "reapertura de este espacio para ponerlo al servicio de la ciudadanía, de los vecinos, con quienes queremos tener la interlocución que haga falta, porque este es un proyecto de barrio, de ciudad, pero también de país".

En su discurso, el presidente catalán ha defendido que la cultura es "el cemento del futuro de los países, la semilla de la cohesión de la sociedad" y se ha reafirmado en que "los pilares de un país como el nuestro tienen que ser la cultura, el talento y la libertad".

Asimismo, citando a la fallecida escritora y periodista Montserrat Roig, ha sostenido que "la cultura es el arma revolucionara más importante a largo plazo".

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD