05-03-2020 / 14:43 h EFE

El presidente de Costa de Marfil, Alassane Ouattara, comunicó hoy que no se presentará a las elecciones presidenciales de octubre próximo, tras meses de incertidumbre en los que no descartó la posibilidad de concurrir como candidato a un tercer mandato, pese a que no lo permite la actual Constitución.

"He decidido no presentarme a las elecciones presidenciales del 31 de octubre de 2020 y transferir el poder a la generación más joven. Esta decisión está en línea con lo que siempre he dicho", declaró Ouattara ante el Parlamento, reunido en una sesión extraordinaria en Yamusukro, la capital administrativa de este país de África occidental.

A finales de 2019, el presidente marfileño evocó la posibilidad de presentarse a las elecciones, en claro desafío a quienes le reprochaban que la Constitución no le permite optar a un tercer mandato.

En enero de este año, el mandatario dijo que se llevaría a cabo una enmienda en la Constitución durante el primer trimestre de 2020 y reiteró que podría ser candidato, al añadir que nadie sería excluido de postularse para la carrera presidencial.

Oauttara cumple actualmente su segundo mandato electoral, tras ganar los comicios de 2015 con el 83,6 % de los votos.

El anuncio de Ouattara tiene lugar cuando en algunos países de África occidental se ha reabierto el debate sobre el tercer mandato, como en Guinea-Conakri, donde el presidente desde diciembre de 2010, Alpha Condé, quiere celebrar un referéndum -que debía desarrollarse el pasado día 1, pero fue retrasado- para cambiar la Constitución, lo que le permitiría volver a presentarse como candidato.

El jefe de Estado marfileño llegó al poder en 2010 tras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en las que la Comisión Electoral le atribuyó la victoria, con un 54,1 % de los votos, frente al entonces jefe de Estado, Laurent Gbagbo.

El Tribunal Supremo de Justicia, la institución encargada de validar los resultados, declaró nulos los votos de siete regiones del norte y el centro del país -zona bajo el control de Ouattara-, donde se habían producido, según denunció Gbagbo, "flagrantes irregularidades", y declaró vencedor de los comicios a Gbagbo.

Esta situación provocó una crisis electoral en la que durante cinco meses la violencia entre seguidores de ambos líderes causó la muerte de 3.000 personas, según las cifras oficiales.

Cinco meses después, Gbagbo fue detenido y enviado a la Corte Penal Internacional (CPI) bajo acusación de crímenes contra la humanidad, pero en enero de 2019 los jueces lo absolvieron por falta de pruebas junto a su exministro de Juventud Charles Blé Godué, contra el que también se presentaron cargos.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD