05-03-2020 / 15:51 h EFE

El Gremio de Restauración de Barcelona ha criticado que la ley catalana contra el despilfarro alimentario obligue a los restauradores a ofrecer recipientes a los clientes para llevarse la comida que sobra, ya que consideran que es innecesaria y supone un nuevo gasto para el empresario.

El director general del Gremio de Restauración de Barcelona, ??Roger Pallarols, ha asegurado que, "en cierta manera, es una ley innecesaria, porque regula algo que ya forma parte de la práctica de los bares y restaurantes de Barcelona, y diría que del conjunto de Cataluña y de España".

Para Pallarols, los restauradores observan la ley, aprobada ayer, "con preocupación", porque suma "nuevas obligaciones hacia el sector", que en la mayoría de los casos está formado por autónomos y pequeños negocios para los que "cualquier nuevo gasto puede suponer un problema en la línea de flotación de las empresas", ha asegurado.

El responsable del gremio ha hecho esta valoración de la ley catalana contra el despilfarro alimenticio tras presentar junto a los tenientes de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona Jaume Collboni y Janet Sanz el acuerdo alcanzado con el consistorio para que los restaurantes del Moll de Gregal del Port Olímpic puedan seguir funcionado hasta que empiecen las obras, dentro de dos años.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD