06-03-2020 / 17:11 h EFE

Rusia ha pedido a España que no extradite a la ciudadana rusa detenida en febrero pasado en Tenerife a petición de Estados Unidos, que sospecha que la traductora entregó datos biométricos a terceros cuando trabajaba en la embajada estadounidense en Moscú, informó hoy el Gobierno ruso.

"El Ministerio de Asuntos Exteriores de España ya ha recibido una nota rusa en la que expresamos nuestra gran preocupación por la detención de un ciudadano ruso. También instamos a España a rechazar su extradición a EEUU", señaló en su rueda de prensa semanal la portavoz de la diplomacia rusa, María Zajárova.

"Esperamos que las autoridades españolas adopten una postura de principios y basada en la ley en este caso, que tendrá implicaciones directas para nuestros lazos bilaterales", agregó, al tiempo que indicó que Moscú también ha exigido a EEUU, en "términos energéticos", que "retire su solicitud de extradición".

El 21 de febrero, el ministerio que dirige Serguéi Lavrov informó de la detención el día 14 de ese mes de Olesia Krasílova cuando trataba de abordar un vuelo en el aeropuerto español de Tenerife Sur.

Su detención, según comentó entonces Moscú, se debía "probablemente a una cierta solicitud de la parte estadounidense", de acuerdo con "información no oficial" que manejaba el Gobierno ruso.

La mujer había llegado a España en un viaje de negocios "como parte de una delegación oficial". Trabaja en un organismo que forma parte del Servicio de Inspección Agropecuaria de Rusia (Rosseljoznadzor).

Según el canal de televisión ruso RT, Krasílova trabaja como traductora en el centro para la cuarentena de las plantas del organismo supervisor ruso y llegó a España el pasado día 10.

Oriunda de la región de Novosibirsk, la mujer trabajó entre 2008 y 2019 en la embajada de EEUU en Moscú, donde tomaba huellas dactilares de los solicitantes de visado hasta el cierre de su departamento.

El vicepresidente del Comité internacional para la protección de los derechos del hombre, con sede en Francia, Alexándr Iónov, dijo a RT que la traductora fue detenida a raíz de una orden internacional de detención cursada por EEUU, que la acusa de haber "entregado datos biométricos a terceros".

Moscú, en palabras de Zajárova, considera que EEUU "ha iniciado una "caza" de ciudadanos rusos en todo el mundo" y que la detención de Krasílova "es otro ejemplo" de esta práctica.

La portavoz indicó que el Ministerio de Exteriores "seguirá trabajando para conseguir la pronta liberación" de la ciudadana rusa, que cuenta con un abogado que habla ruso y que ha sido visitada en el centro de detención por un empleado del departamento consular de la embajada rusa en España, agregó.

"Estamos dando todos los pasos necesarios para proteger sus derechos y sus intereses, e instamos a España a no dar pasos que puedan exacerbar la situación, que está totalmente fuera del ámbito de la legalidad", dijo Zajárova en referencia a la solicitud de extradición de EEUU.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2022
L M X J V S D
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 30  
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD