07-03-2020 / 12:00 h EFE

Más de veinte momias guanches que se conservan en el Museo de Naturaleza y Arqueología de Tenerife están siendo analizadas con nuevas tecnologías de imagen médica, en lo que supone uno de los mayores proyectos del mundo en este tipo de investigación sobre restos humanos momificados.

Estos estudios no suponen ningún deterioro físico al tratarse de técnicas no invasivas, e implican que se tengan datos digitales que faciliten la investigación en relación a la patología esquelética y de tejidos blandos de los antiguos pobladores de Tenerife, ha informado este sábado el Cabildo de dicha isla.

Para ello los museos del Cabildo de Tenerife, la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC y el Grupo Hospiten han aunado aunar esfuerzos en un ambicioso proyecto en el que se está procediendo a la digitalización mediante tecnologías de imagen de más de 20 ejemplares de moomias guanches.

El Cabildo recuerda que en 1990 el Museo Arqueológico de Tenerife realizó los primeros estudios de este tipo, lo que le otorga un papel de absoluta vanguardia al ser pioneros en la escena científica internacional.

En el proyecto colabora el Grupo Hospiten al disponer de equipos de alta tecnología diagnóstica, como resonancia magnética y tomografía axial computarizada, así como con personal especializado en dichos sistemas, y la ULPGC contribuye con un programa sobre paleoimagen de las momias guanches como parte del plan de trabajo del proyecto INTERREG MACbioIDi.

“La colaboración interinstitucional, por un lado, y entre sector público y privado, por otro, resultan fundamentales para el desarrollo de proyectos científicos innovadores y de alta calidad, especialmente aquellos que requieren el uso de alta tecnología”, subraya la consejera de Educación, Juventud, Museos, Cultura y Deportes del Cabildo de Tenerife, Concepción Rivero.

El proyecto está dirigido por Manuel Maynar (Hospiten y director científico de la Cátedra de Tecnologías Médicas de la ULPGC); Juan Ruiz Alzola (catedrático de la ULPGC y coordinador de MACbioIDi), que gestionarán los aspectos técnicos, sanitarios y docentes; y el director del Instituto Canario de Bioantropología y del Museo Arqueológico de Tenerife (ambos ubicados en el MUNA),r Conrado Rodríguez-Maffiotte, encargado de los estudios bioantropológicos y paleopatológicos posteriores.

El objetivo es disponer de datos digitales que faciliten la investigación en relación a la patología esquelética y de tejidos blandos de los antiguos pobladores de Tenerife y, por otro, comprobar datos bioantropológicos y servir como herramienta para observar el método de momificación indígena, pues se ha corroborado que no se extraían las vísceras.

Igualmente, estas técnicas permiten profundizar en el análisis del estado de conservación y estudiar los procedimientos de adecuación y manipulación a que fueron sometidas las momias entre mediados del siglo XIX y comienzos del XX para su exposición pública.

Además, ayudan a la realización de reconstrucciones digitales con técnicas audiovisuales avanzadas, incluyendo realidad virtual, que facilitan la divulgación museística tanto presencial como virtual.

Estos estudios, de tipo interdisciplinar, del que están produciéndose publicaciones científicas para ser presentadas a nivel internacional, se llevan a cabo en horas que no presentan interferencia con la labor asistencial del centro hospitalario y participan especialistas en imagen, paleopatología, antropología biológica y forense, conservación e informática.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD