07-03-2020 / 19:10 h EFE

El Viña Albali Valdepeñas jugará la final de la Copa de España de fútbol-sala tras sorprender a uno de los candidatos al título, el Inter Movistar (2-3), en un duelo vertiginoso que fue capaz de remontar en los instantes finales.

En busca de hacer valer su favoritismo desde el arranque, salieron los madrileños intensos. Fruto de ello generaron dos acercamientos peligrosos. Fueron los inicios del recital bajo palos de Edu, quien le sacó un mano a mano a Ricardinho y acto seguido metió una buena mano abajo para desviar el tiro de Pito.

Aguantó sin encajar el cuadro manchego y comenzó poco a poco a asomar. Así, tras un tiro lejano que sirvió de bala de fogueo, Chino tuvo una clara cuando el portero le negó el gol en una acción donde tenía a un compañero sin marca para el pase de la muerte.

Enfrentamiento de compases, volvió a inclinarse de nuevo hacia el lado contrario pero otra vez Edu resultó providencial. Dadas las circunstancias olía a empate al descanso. Pero a falta de 23 segundos para el mismo, un mal despeje y la insistencia de Chino le pusieron la pelota en posición franca al borde del área para acabar marcando con un golpeo inapelable por la escuadra.

La segunda parte empezó igual que la primera, con un Inter dominador que dio dos avisos hasta que consiguió el empate cuando Gadeia aprovechó un error de José Ruiz para pegarle con el alma doblando las manos del cancerbero.

Superado el reto de igualar la contienda, los de Tino Pérez dieron un paso adelante para brillo de Edu. El portugués las desbarató de todas las maneras. A Marlon, a Ricardinho y a todo el que probaba. Y cuando no era él, la escuadra ejercía de aliada como en un disparo de Bebe. Únicamente un par de Buitre, una de ellas solo debajo del larguero, apagaron la monocromía.

Este último acabaría siendo también protagonista desafortunado en su campo al tocar dos veces con la mano. La reclamación del contrario obligó a la revisión de los árbitros, que señalaron un penalti transformado por Borja. Pudo ser mayor el castigo, pero el goleador se encontró segundos más tarde con el larguero.

No se hundió el Valdepeñas ante la adversidad y se volcó con todo para morir matando. Surgió entonces la figura de Cainan. El brasileño hizo primero buena una pérdida de Bebe para definir con una excelente rúbrica y cuando aún se celebraba el tanto, sacó oro de la contra posterior a una magistral intervención de Edu para ponerla en la escuadra.

Sin nada que perder, renunció el Inter al portero y se volcó con todo. Pero el travesaño les apagó la esperanza en un impacto de Gadeia antes de que pidieran un gol fantasma no concedido, punto final a un desenlace de infarto.

- Ficha técnica

2 - Movistar Inter: Jesús Herrero, Ortiz, Ricardinho, Pito, Gadeia -cinco inicial-; Marlon, Borja, Bebe, Humberto, Elisandro y Raya.

3 - Viña Albali Valdepeñas: Edu, José Ruiz, Chino, Cainan, Pablo Ibarra -cinco inicial-; Terry, Catela, Nano, Dani Santos, Manuel García, Buitre y Juanan.

Gol: 0-1, m.19: Chino. 1-1, m.23: Gadeia. 2-1, m.32: Borja. 2-2, m.34: Cainan. 2-3, m.35: Cainan.

Árbitros: Rabadán Sainz y Delgado Sastre. Amonestaron a los jugadores del Inter Ortiz (m.11) y del Viñalbali Valdepeñas Edu (m.3), Catela (m.15), Cainan (m.29), Rafa Rato (m.35).

Incidencias: partido correspondiente a las semifinales de la Copa de España de fútbol sala, disputado en el pabellón José María Martín Carpena de Málaga.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Agosto 2020
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD