10-03-2020 / 13:43 h EFE

El teletrabajo se ha convertido este martes en una de las palabras ms repetidas a las puertas de los centros educativos de Madrid, donde alumnos y padres han acudido con normalidad y muchos de los cuales han decidido afrontar el cierre de maana por el coronavirus con resignacin: "La vida sigue".

La familia, incluidos los abuelos, el teletrabajo, llevarse los nios al trabajo y turnos alternos entre los progenitores para librar son las soluciones que manejan numerosos padres consultados por Efe en centros de la capital, Legans, Las Rozas o Pinto.

Algunos reconocen que esto es "un fastidio", pero se declaran resignados ante una situacin excepcional; alguno s se queja de por qu se permiten manifestaciones como las del pasado da 8 o partidos de ftbol.

Los alumnos oscilan entre la alegra, los ms pequeos, y la preocupacin, en especial los universitarios y los de Bachillerato que estn preparando actualmente las pruebas de la EvAU.

Tanto colegios como universidades estn informando que continuarn las clases en sus plataformas en lnea y que viajes, excursiones, Erasmus y cualquier otra actividad extraescolar se suspenden hasta nueva orden.

La Comunidad de Madrid ha informado este martes que los programas educativos seguirn impartindose a distancia para que los alumnos, sobre todo de secundaria, bachillerato y universidades, no pierdan las clases, y para ello los docentes debern seguir yendo a los centros o realizarn teletrabajo.

El cierre, en principio quince das a contar desde maana, afecta a 1,2 millones de estudiantes de todos los tramos educativos de la Comunidad de Madrid.

Una guardera de la capital informa a los padres que se les entregar hoy el material que usan sus hijos (vasos, mantas...) por si quieren desinfectarlos en casa, y las maestras harn lo mismo con todos los materiales de la escuela (juguetes, sbanas, mesas etc).

En el CEIP Los Olivos de Las Rozas, Carlos Rojas, padre de dos nios de 5 y 7 aos, explica que sus hijos saltaron de alegra al conocer la noticia y que se alternar con su mujer para cuidarlos; l trabaja en banca y, en principio, cree que podr trabajar desde casa.

Otro padre de este centro, Carlos Martnez, del sector de la construccin, tambin echar mano del teletrabajo y su mujer, empleada en una tecnolgica, har igual. Ambos se alternarn por das.

No tendr la misma suerte, Mara, que lleva a sus hijos al CEIP Mario Vargas Llosa de las Rozas y que desde maana la acompaarn a su autoescuela, aunque algunos das los dejar con abuelos y tos.

Ester, farmacutica de Villalba, s recurrir a los abuelos, mientras que Eva, logopeda, ir a casa cuando no tenga pacientes en la clnica, aunque tiene a su marido tambin haciendo teletrabajo.

En los Salesianos de Estrecho, que ofrece formacin desde preescolar hasta la Formacin Profesional Bsica, una trabajadora consultada por Efe asegura que la afluencia ha sido "normal", aunque "no podemos decir nada porque estamos muy perdidos".

Tambin lo parece el alumnado: "Hay mucha gente que dice que en vacaciones va a haber clase", dicen dos alumnos de sexto de primaria que tendran que cursar el primer curso de la ESO, y que aaden que "tenemos ordenadores para comunicarnos por ah desde casa" cuando cierren definitivamente las puertas del centro.

A menos de dos kilmetros, en el Instituto La Paloma, donde actualmente solo se imparten grados de FP, otras dos jvenes se lamentan del cierre. Estudian el grado dual de Anlisis Clnico y Control de Calidad, un curso que se imparte en tan solo un ao lectivo, lo que se convierte en un hndicap para los alumnos.

"A nosotras nos viene bastante mal. Quitarnos quince das de solo un ao es como quitar casi un trimestre entero en un curso de dos aos", explican antes de entrar a un examen en el ltimo da de formacin presencial en la regin.

El mismo desconcierto se respira en Ciudad Universitaria, donde, en las escaleras de la estacin de Metro, un joven se despide de otro compaero: "Pues nada, adis, y buen mes de nini".

"Es que la gente ms que preocupada est como 'Buah, vacaciones'", explica Laura, estudiante de tercer curso de Periodismo.

Junto a su compaero Jorge, relata que en la Universidad "de momento han dicho que las clases sern por el campus virtual".

"Pero uno de los problemas es que muchos profesores no usan el campus, no saben ni encender el ordenador. Entonces no sabemos cmo va a ser", agregan los jvenes.

Dicen que ellos son madrileos, pero que "muchos" compaeros que estudian en la capital procedentes de otras provincias "se han cogido el billete de bus o de tren para irse" a sus lugares de origen para pasar all estos das.

Das en los que no solo se han suspendido en el mbito acadmico las clases presenciales. Mara y Sara cursan el quinto y ltimo curso de Odontologa, y fue el sbado cuando les avisaron de que las prcticas clnicas quedaban suspendidas mnimo un mes. "Para proteger a los pacientes, ms que a nosotros", dicen.

"Al final nosotros no somos pacientes de riesgo, y aunque tambin es un poco por protegernos a nosotros, tenemos pacientes con patologas sistemticas, de 80 aos para arriba... Esas personas son de riesgo alto. Me parece que es irresponsable que estar tratndolos cuando a lo mejor alguno de nosotros puede estar portando el virus o cualquier paciente y nos lo pasa", aaden.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo ms tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD