10-03-2020 / 14:00 h EFE

El Mallorca tenía previsto un lleno absoluto en su estadio Son Moix con motivo de la visita del FC Barcelona el sábado a Palma, pero finalmente se jugará sin público tras la decisión del Gobierno de prohibir la entrada de aficionados a los estadios las dos próximas semanas por la crisis del coronavirus.

El club bermellón había programado diversos actos para asegurar la asistencia masiva de espectadores a un partido donde los mallorquinistas se juegan sus opciones de salir de la zona de descenso y los azulgranas, el liderato.

La orden de que los encuentros se jueguen con las gradas vacías supone un duro golpe para el club mallorquín en el aspecto deportivo, sin la presencia de su afición, como en el económico, ya que todas las entradas están prácticamente vendidas.

El club mallorquinista había previsto, además de otros actos, que Son Moix luciera un mosaico “a campo completo” de color rojo, en la parte superior de la Tribuna y en la Grada Sol, y de negro en el resto de gradas más bajas (Tribuna Descubierta, Grada Lluís Sitjar, Sol Baja y Fondo Sur).

La visita del Barça a Palma, así como la del Real Madrid, siempre asegura la mejor entrada de la temporada en Son Moix y este sábado los directivos mallorquinistas tenían previsto batir todos los registros de recaudación.-

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Septiembre 2020
L M X J V S D
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 30      
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD