11-03-2020 / 19:40 h EFE

El conflicto con trasfondo étnico en Birmania, que desató hace cerca de tres años uno de los mayores éxodos de civiles de la historia mundial reciente, continúa vivo, dijo hoy la relatora de la ONU que hace el seguimiento de los derechos humanos en ese país, Yanghee Lee.

Según la experta, que ha cumplido esa tarea durante los últimos seis años, aunque no se oye hablar ya casi de la minoría rohinyá, cuya persecución por parte del Ejército birmano provocó que 740.000 de ellos huyesen al país más próximo, Bangladesh, las violaciones de sus derechos humanos continúan a diario.

Precisó que en los últimos meses cientos de rohinyás han sido arrestados por intentar huir de Birmania y se han levantado cargos en su contra. Algunos han sido sentenciados a penas de hasta dos años de prisión.

"El Gobierno niega que la persecución continúa, pero ¿qué más podría forzarles a tomar una decisión tan desesperada?", comentó Lee, quien presentó al Consejo de Derechos Humanos, reunido en Ginebra, el último informe de su mandato.

En su presentación, denunció que las autoridades han repetido los recortes intencionados de internet que impusieron hace ocho meses y que actualmente afectan a un millón de personas, la mayoría de la etnia rakáin.

Esta medida, además, perjudica mucho la ayuda humanitaria y el seguimiento independiente de lo que sucede en esa región, foco del conflicto entre el Ejército birmano y de los rebeldes del Ejército Arakan.

"En lugar de ver un país que protege los derechos humanos, lo que he visto es una nación donde los derechos siguen siendo violados de manera rutinaria", afirmó Lee, quien recomendó que la comunidad internacional busque mecanismos para que se juzguen los crímenes contra la humanidad y de guerra cometidos por agentes del Estado, según investigaciones independientes de la ONU y de otras organizaciones.

Para la relatora, las autoridades birmanas están utilizando las tecnologías para propagar "discursos nacionalistas y que generan división", lo que anticipó que podría empeorar conforme se aproximen las elecciones generales previstas para noviembre próximo.

En la antesala de esos comicios, el Parlamento ha rechazado todas las propuestas legislativas para rebajar la influencia del Ejército en el Poder Legislativo.

Lee opinó que en este contexto el gran desafío es "poner al Gobierno y al Ejército bajo control civil", aunque indicó que no existen señales de que el gabinete actual esté comprometido con hacer de Birmania un país democrático.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Octubre 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD