13-03-2020 / 15:51 h EFE

La junta de accionistas de BBVA ha puesto de manifiesto por segundo año consecutivo que los intentos del actual presidente, Carlos Torres Vila, por desvincularse del "caso Villarejo" han sido infructuosos, ya que la relación del banco con el excomisario ha centrado la mayor parte de las intervenciones.

La Audiencia Nacional investiga los trabajos realizados por la empresa Cenit, vinculada al excomisario, para intentar frenar un supuesta opa de Sacyr al banco, para lo cual se habrían intervenido miles de llamadas telefónicas a políticos y empresarios, entre ellos al entonces presidente de la constructora, Luis del Rivero.

Fruto de las pesquisas realizadas por el juez Manuel García Castellón se produjo la imputación del banco, de algunos directivos y del anterior presidente, Francisco González, bajo cuyo mandato se llevaron a cabo los encargos.

El momento más tenso de la junta celebrada este viernes en Bilbao lo ha protagonizado el considerado principal objetivo del espionaje, Del Rivero, que ha cargado con dureza contra Francisco González, pidiendo que se le retire su cargo de honor de forma definitiva y que se le retengan todos los activos del banco por su papel en el caso Villarejo, en el que está investigado.

Del Rivero, personado como acusación particular en la causa, ha repasado los hitos de la investigación, y ha reprochado a Torres que encargara el "forensic" que aportó el BBVA para tratar de esclarecer los hechos al "defensor del banco", el despacho Garrigues.

"Les ruego que nombren consejeros a cinco vascos con el 'culo pelao' en materia bancaria, no políticos o profesores, que vayan con usted al Banco Central Europeo (BCE) y pacten una remodelación total del consejo para que se inicie una época de verdad, de cooperación con la justicia", ha indicado a Torres.

No todo han sido críticas, ya que el presidente de la Asociación de Cuadros de Banca, Francisco Egea, ha valorado la determinación mostrada por Torres Vila para colaborar con la justicia y esclarecer la relación del banco con Villarejo.

El asunto ha centrado buena parte de las preguntas de los accionistas, divididos entre las críticas y el respaldo a los gestores, que durante la sesión han aprobado los cambios en el consejo, formalizando la salida de quien estuviera en las apuestas para presidir la entidad, José Manuel González-Páramo, que continuará vinculado como asesor externo.

Junto a él, han abandonado este órgano Carlos Loring Martínez de Irujo y Tomás Alfaro Drake, tras vencer sus mandatos; toman su relevo Ana Reverga, Raúl Galamba y Carlos Salazar.

Los accionistas también han aprobado el pago en efectivo de 0,16 euros brutos por acción en abril como dividendo complementario del ejercicio 2019.

Ya a nivel de negocio, Torres ha celebrado los "excelentes" resultados cosechados al cierre de 2019, año en el que se logró "el mayor beneficio" atribuido sin extraordinarios, 4.830 millones, gracias a unos "ingresos récord y a una gestión ejemplar de los costes".

El reto más inmediato, no sólo para el banco sino para el conjunto del sistema, es la crisis del coronavirus, la cual se combate ha dicho, mediante la coordinación entre "autoridades, supervisores, empresas y el conjunto de la sociedad".

Sólo de este modo se podrá "contener la epidemia" y "mitigar el impacto social y económico de las medidas adoptadas", las cuales "serán fundamentales para evitar problemas de liquidez en colectivos vulnerables, los más afectados por la caída de la demanda".

No obstante, el consejero delegado, Onur Genç, ha reconocido que no es posible prever cuánto durará en los mercados la inestabilidad provocada por esta pandemia, que ayer llevó al IBEX 35 a sufrir la mayor caída de su historia, del 14 % y al banco a ceder un 15,8 %.

Pese a todo, ambos han insistido en la solidez del banco, y han recordado que a día de hoy todos sus canales permanecen operativos, tanto los digitales como las oficinas, y que actualmente cuentan con líneas de disposición inmediata para pymes y autónomos por un total de 25.000 millones de euros.

Sobre las perspectivas de futuro, desde el BBVA se quiere amplificar el impacto positivo de la digitalización en los clientes y la sociedad, para lo cual han definido seis nuevas prioridades estratégicas, enfocadas, entre otros objetivos, a potenciar las finanzas sostenibles y a seguir apostando por la inclusión.

La junta ha estado marcado por la actual situación sanitaria, que ha llevado a la entidad a fomentar la asistencia telemática al encuentro por parte de sus accionistas.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Mayo 2022
L M X J V S D
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31          
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD