13-03-2020 / 21:50 h EFE

La crisis del coronavirus en Nueva York, donde se han registrado ya más de 400 casos, no ha detenido las redadas de Inmigración, operaciones que desde comienzos de año se han incrementado y que un concejal de origen mexicano quiere que se detengan para evitar la propagación del COVID-19.

El concejal Carlos Menchaca, electo por el distrito de Brooklyn y presidente del Comité de Inmigración, envió una carta al director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Nueva York, Thomas Decker, en la que asegura que una moratoria es necesaria no solo para evitar la propagación del virus, sino que permitirá que los inmigrantes puedan buscar atención médica si fuera necesario sin el temor a ser arrestados.

Menchaca, el primer concejal electo en Nueva York de origen mexicano, aseguró además que una emergencia de salud pública "claramente justifica" el cese de los operativos.

El brote del coronavirus en Nueva York ha llevado a las autoridades a declarar un estado de emergencia, a prohibir la aglomeración de más de 500 personas, al cierre de algunas escuelas, universidades, teatros, bibliotecas, así como la cancelación de eventos culturales y deportivos.

"Mientras estados y localidades actúan rápidamente para contener la propagación del virus, agresivos operativos de ICE continúan como de costumbre" lo que, según Menchaca, inhibe los esfuerzos para "responder y prevenir efectivamente el brote del COVID-19", incluyendo a los propios agentes.

Desde que comenzó el 2020, comunidades inmigrantes en esta ciudad, entre ellas en Brooklyn y El Bronx, han denunciado repetidos operativos, tanto en sus hogares como centros de trabajo, luego de que la Administración Trump anunciara la intensificación de este tipo de operaciones reforzadas con agentes de élite con miras a arrestar y deportar más migrantes sin documentos.

Menchaca, que representa un distrito en Brooklyn donde más del 47 por ciento de los residentes son inmigrantes, se hizo eco de un reclamo de 450 expertos, entre ellos de salud pública y derechos humanos, para que el Gobierno declare todas las instalaciones de salud una zona libre de operativos de inmigración.

El pasado 5 de marzo médicos, académicos y activistas de derechos humanos manifestaron su preocupación de que los indocumentados con síntomas relacionados con el coronavirus no busquen atención médica por temor a ser detenidos por ICE.

El grupo envió una carta al vicepresidente Mike Pence, designado por el presidente Donald Trump para dirigir los esfuerzos de la emergencia del coronavirus, en la que piden considerar los hospitales como “zonas libres de operativos de inmigración”, como se ha hecho en situaciones de desastre naturales y otras situaciones.

Indicó además en su misiva al director regional de Inmigración que la situación en Nueva York con el virus, declarado una pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), merece el mismo trato que otras emergencias previas que se vivieron en este país como el huracán Harvey en 2017, los fuegos en California en 2019 y la crisis por la contaminación acuífera de la localidad de Flint (Michigan) en 2016.

"Debemos tener la previsión y el valor de hacer decisiones audaces y que salven vidas", dijo Menchaca, que representa además un distrito donde el 48 por ciento no domina el inglés y el 73 por ciento se identifica como hispano o asiático.

 
Noticias relacionadas

    No se ha podido acceder al contenido, vuelve a intentarlo más tarde.
PUBLICIDAD
<< >> Enero 2022
L M X J V S D
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            
Búsqueda por días
Introduce la fecha
PUBLICIDAD